Proyecto pide sancionar con cárcel a quienes orinen en vía pública

La Hora

Martes 08 de octubre de 2019

En una triste y habitual realidad se ha transformado la imagen de personas orinando en la vía pública, una problemática que genera malos olores e incluso problemas sanitarios en los barrios donde esto ocurre.

Pensando en esto, el diputado Jorge Durán (RN) presentó un proyecto de Ley para modificar el Código Penal con el objeto de tipificar como falta el orinar, excretar o escupir en la calle o bienes nacionales de uso público.

“En Santiago no llueve, pero todas las noches sus calles se riegan de orina y excrementos. La ciudad se hunde en residuos fisiológicos”, señaló Durán.

“El mal olor en kioscos, esquinas oscuras, plazas públicas, monumentos y sectores en donde la gente orina o defeca impunemente no se puede seguir soportando”, agregó.

La sanción propuesta por el parlamentaria consta de una pena de 60 días y una multa de 4 UTM.

Campaña

Isabel Benavides Godoy trabaja hace seis años en su kiosco ubicado en calle Bandera, detrás de la Catedral Metropolitana y frente al ex Congreso Nacional, en el centro de Santiago. Como la gran mayoría de los suplementeros, ama su trabajo y se siente feliz en esas cuatro paredes.

Sin embargo, hay una situación que a diario sufre y es que su local habitualmente amanece orinado.

“Todos los días tenemos que limpiar. Yo echo cloro, detergente y hasta incienso para sacar el mal olor. Somos víctimas de la orina y la gente de malos hábitos. La poca luminosidad en el sector atrae a esta gente”, dijo.

Su situación no es aislada, ya que sólo en la comuna existen 168 zonas críticas, también conocidas como “puntos sucios”, que son utilizados por inescrupulosos de malos hábitos.

“Nosotros estamos constantemente lavando la ciudad, borrando grafitis, hidrolavando las zonas, por ejemplo, donde hemos encontrado focos de microbasurales. Es un poco complejo, pero poco a poco va mejorando. Para esto es fundamental el apoyo de vecinos y usuarios de Santiago” dijo Felipe Alessandri, alcalde de dicha comuna.

Al respecto, la municipalidad de Santiago ha destinado $4.500 millones en la limpieza de espacios públicos, cuyo ítem incluye el barrido y lavado.

Entre los puntos críticos de esa comuna, los kioscos son los más afectados, al igual que ascensores de estaciones del Metro, los sectores de Estación Mapocho, Alameda con Nueva York y calle Bandera, entre otras.

En otras comunas de la Región Metropolitana, la historia se repite. En Providencia, por ejemplo, informaron que se gastan $28 millones al mes en ocho hidrolavadoras, las que tienen un costo de $3.500.000.