Columna de Daniel Fuenzalida: La "maldita primavera"

La Hora

Viernes 04 de octubre de 2019

La primavera no solo es sinónimo de flores, sol y colores. En esta época también se visibilizan las depresiones humanas, y sus síntomas -muchas veces- van de la mano con un sistemático consumo de alcohol y drogas.

Los expertos denominan a estas patologías como TAE (Trastornos Afectivos Estacionales) y, efectivamente, tienen su peak en primavera. Los motivos son muchos: factores genéticos, variaciones en los fotoperíodos (duración día versus noche) y más intensidad de luz, por nombrar algunos. Y ante la falta de un tratamiento médico serio, muchos enfermos caen en el alcohol y las drogas como -supuestos- paliativos.

Aquí viene un punto de extraordinaria importancia. Si bien los sistemas de salud en Chile son precarios y la asistencia siquiátrica es de alto valor, es vital que una persona que esté bajo un cuadro depresivo tenga apoyo médico.

Mi experiencia en rehabilitación me dice que muchas personas buscan salir a flote con el consumo de alcohol en grandes cantidades. Al no ver una solución, usan drogas y caen en la adicción.

Bajo la misma lógica, y a la inversa, hay personas que caen en la depresión después de largos períodos sin drogarse. La angustia propia de la falta de estas sustancias en el organismo, les hace caer en el abismo de los trastornos del ánimo.

Detectar una depresión debe ser la clave. Muchas veces no somos capaces de identificar qué está pasando en nuestro organismo. Regularmente es el entorno el que enciende las alarmas al ver un cambio de las conductas. Sin embargo, hay veces en que el individuo trata de sobreponerse y hace esfuerzos sobrehumanos por volver a ser el mismo. El entorno social, en ese contexto, si no está capacitado puede ser la plataforma perfecta para optar por el alcohol como fuente de “mejoría”.

Recientes estudios siquiátricos publicados por la revista Adicction Biology, sostienen que las personas que consumen cocaína tienen mayor tendencia a la depresión y estrés. Por lo mismo, el mundo científico está empeñado en establecer perfiles susceptibles a caer en la depresión, sobre todo al llegar la primavera.