¿Cómo festejar estas Fiestas Patrias sin terminar endeudado?

La Hora

Miércoles 11 de septiembre de 2019

La próxima semana se inician los festejos de Fiestas Patrias y con ello una serie de días festivos que se convierten en la ocasión ideal para disfrutar en familia, pero también para las siempre complicadas “salidas de presupuesto”, que más de algún dolor de cabeza pueden generar durante la última parte del año.

Y es que más allá de las celebraciones, los expertos llaman a tener en cuenta que el cierre de año coincide con otros fines de semana largos, o uno que otro festivo que también podría generar gastos extra. Para evitar estos problemas, Luis Muñoz, subdirector de la Escuela de Administración y Negocios Duoc UC, entrega consejos prácticos para hacer rendir de mejor forma el presupuesto. Revíselos a continuación:

Manejar un presupuesto: los asados, las salidas a fondas o unas breves, pero merecidas vacaciones, son parte de las actividades que se toman las celebraciones dieciocheras. Para disfrutarlas de mejor forma, el consejo es manejar un presupuesto específico para estas actividades, el que debe ser acorde a las posibilidades reales que se dispongan, como por ejemplo, el aguinaldo de Fiestas Patrias.

Salvo que se haya planificado previamente, es ideal no recurrir a los ahorros para este tipo de celebraciones.

Evitar el sobre endeudamiento: En caso de ser absolutamente necesario y se deba recurrir a algún tipo de financiamiento, hay que evitar el uso de anticipos de tarjetas de crédito porque son de mayor costo y, en caso de créditos de consumo, tomarlos a un número reducido de cuotas, evitando mayores intereses y pensando en que el próximo año tendremos la misma necesidad.

Adicionalmente, se aconseja considerar el valor total de la cuota y si se ajusta a las posibilidades reales de pago.

Compre con anticipación: Las Fiestas Patrias traen consigo una serie de descuentos previos en el comercio, por lo que el llamado es a abastecerse con anticipación y evitar las compras de última hora que suelen resultar costosas.

Si se va a abandonar la ciudad, se recomienda comprar previamente los productos no perecibles y de mayor duración, evitando las compras de última hora en los lugares de descanso que suelen ser más caros.

Reutilice. Si tenemos la práctica de adornar nuestros hogares de cara a las celebraciones familiares, recurra a implementos utilizados en años anteriores, como banderas, banderines o vestimentas típicas. Mantenga esta práctica para el próximo año.