Columna de Isabel Serra: El futuro está aquí

La Hora

Martes 10 de septiembre de 2019

El informe emitido en octubre de 2018 por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) indica que los fenómenos de cambio climático que veríamos en 2050 se presentarán en el 2030. Algunos de los efectos previstos para tres décadas más, ya se constatan en la actualidad, precipitando mega sequías, incendios forestales, inundaciones y escasez de alimentos para cientos de millones de personas.

El futuro se adelantó. Antes, el mundo imaginaba en un porvenir distante, una promesa de progreso social y felicidad. El nuestro ya está aquí, nuestro futuro se ha transformado en presente. La toma de conciencia de la precariedad del entorno nos acerca aún más a un mañana que es incierto, riesgoso y amenazante para la sobrevivencia de la humanidad.

Para el año 2030, el 60% de la población mundial será urbana y la ciudad deberá responder a cambios de estilo de vida y patrones de consumo, debiendo dar alternativas sustentables al qué comemos, cómo nos energizamos, cómo nos movemos, en definitiva, cómo vivimos. Las respuestas deberán incorporar la búsqueda de calidad de vida y el cuidado del medioambiente y, el agua, pasará a ser el recurso fundamental de los territorios.

¿Y qué papel jugarán la ciencia, la tecnología y la innovación en el futuro de las ciudades? ¿Cómo podemos poner a disposición del bien común el conocimiento y los avances? Una respuesta es volver al pasado y recordar que el motivo por el que llegamos a las urbes es tener juntos un mejor futuro.

La ciudad del futuro la debemos imaginar en colectivo, desde la esfera de la ciudad democrática, inclusiva e igualitaria, en donde todos y todas tomemos conciencia y responsabilidad del mayor asunto de interés público: nuestro porvenir en este planeta.

Laboratorio, ciudad y territorio. Red ciudad futura.