Columna de Daniel Fuenzalida: El alcohol y la adolescencia

La Hora

Viernes 23 de agosto de 2019

La alta ingesta de alcohol en jóvenes es una creciente realidad. Muchas veces los cuadros generan intoxicaciones etílicas que requieren atención médica y que esconden un creciente y sistemático consumo.

La adolescencia es en sí un período de cambio: se deja la niñez y se pasa el umbral a la adultez con los cambios hormonales y estéticos que conlleva un periodo de estas características.

La búsqueda de nuevas sensaciones hace caer a muchos jóvenes en el alcohol. Amparados en la “normalidad” de su presencia en fiestas y reuniones sociales comienzan a probar para acceder a grupos y lograr validarse. De las cervezas se pasa a otros destilados y parte el viaje, cuyo retorno depende de cada uno.

En muchos casos que me ha tocado conocer los padres naturalizan las primeras borracheras de sus hijos. Mediante un lenguaje permisivo se le da luz verde para que el menor comience a pasar etapas en el consumo.

Según estudios de Senda (Servicio Nacional de Prevención y Rehabilitación de Drogas y Alcohol) dos de cada cinco personas que beben alcohol tienen un “consumo problemático”: se embriagan.

La misma organización nos entrega otra cifra alarmante: uno de cada tres adolescentes declara haber consumido marihuana, mientras que el 64% aseguró haberse embriagado en el último mes.

A juicio de la sicóloga experta en adicciones Yalile Valdivia Anaís, la adolescencia es un período donde se requiere tener una fuerte contención de parte de la casa y de la educación formal (colegio).

“Es necesario trabajar en una sola dirección y entregar un mensaje claro e inequívoco sobre los problemas del consumo. Para eso los colegios deben tener protocolos establecidos y no tomar esto como un contenido eventual”, asegura.

Las luces de alerta deben encenderse mucho antes de que el menor caiga en un coma etílico, instancia donde es extremadamente necesario consultar un servicio de urgencia. La pérdida de conciencia y la escasa o nula reacción a estímulos debe significar el inmediato traslado a un centro asistencial.