El peligro de llevar al niño arropado en la silla de seguridad

La Hora

Martes 30 de julio de 2019

Si bien todos los padres en esta época se preocupan de abrigar bien a los niños para protegerlos del frío, hay ciertos momentos en que mantenerlos con todas las capas de ropa encima, puede ser bastante peligroso. Como por ejemplo, cuando van arriba del auto.

Lo que muchos padres desconocen es que el exceso de pilchas que deja tiesos a los pobres peques, puede generar un espacio muy grande entre el tórax y las fijaciones de la silla, lo que en definitiva merma la efectividad de estos equipos al momento de protegerlos en un posible siniestro en la ruta.

“No debe existir ningún tipo de interferencia entre el cuerpo del niño y los arneses de retención. Hay que tratar de evitar vestimentas abultadas, como las parcas, o con rellenos detrás de la cabeza o espalda que  produzcan algún tipo de aflojamiento que derive en que el menor pueda deslizarse ante cualquier tipo de desaceleración”, alerta Alberto Escobar, gerente de Movilidad de Automóvil Club de Chile.

Los expertos aseguran que el material con el que se están fabricando las parcas es muy deslizable, lo que aumenta las probabilidades que los niños salgan eyectados de la silla casi en un 80%.

Para Paula Deimel, técnica certificada en seguridad del niño pasajero, de Cybex Chile, “todos los sistemas de retención infantil están probados y pensados para estar lo más ceñidos al cuerpo posible. Cuando el menor va con mucha ropa se genera espacio excesivo entre su cuerpo y el arnés, lo que puede ser riesgoso en caso de accidente. No se debe utilizar ningún elemento externo entre la silla misma y el menor, salvo que venga con ella al momento de la compra o que se especifique en el manual, puesto que no han sido testeados y pueden interferir en su correcto desempeño”.

Según el último estudio de Automóvil Club de Chile, un 46 % de los padres no tiene conocimientos de cómo instalar la silla de seguridad en su automóvil, y el 10% no tiene certeza que estos dispositivos de seguridad estén bien instalados en su vehículo. “Hemos detectado que el 80% de las sillas de seguridad en Chile están mal instaladas, lo que es alarmante. Un niño arrojado por un parabrisas tiene cinco veces más probabilidades de resultar muerto o seriamente lesionado”, afirma Escobar.

La especialista de Cybex Chile, Paula Deimel, agrega que “lo más seguro es sentar a los niños a contramarcha el mayor tiempo posible y que la silla tenga una buena protección lateral. Para evitar el uso incorrecto de estos equipos, se debe privilegiar aquellas que sean fáciles de instalar y usar, y leer y entender el manual de instrucciones. Hay tecnologías que ayudan a esto, como el sistema isofix y la pata de apoyo, además de otras más específicas asociadas a ciertos modelos de sillas o marcas”.

Traslado seguro de menores en invierno

Identifique la silla correcta, según el peso y talla del menor.

Cerciórese que la silla esté bien instalada. De ser así, se reduce hasta en un 70% las lesiones y hasta en un 90% si va a contramarcha.

Antes de entrar al auto, tempérelo previamente para evitar cambios de temperatura, y sáquele la parca o el abrigo al niño antes de sentarlo en la silla.

Sin parca, ajuste bien las fijaciones de las sillas para que sólo haya un dedo de separación entre el tórax del niño y los arneses.

Si hace frío se puede tapar al menor con una manta o con la misma parca, pero siempre sobre el sistema de retención infantil. De esta manera ante un siniestro vial, la silla de seguridad cumplirá al máximo su función.