Mitos y verdades de la preemergencia ambiental

La Hora

Jueves 18 de julio de 2019

Los urgenciólogos Dr. Gustavo Valderrama y Dr. Alfredo Labarca responden las principales interrogantes que surgen frente a estos sucesos.

MITO

Si hay preemergencia no debo salir a caminar

Se puede caminar, pero a paso lento y sin generar cansancio o esfuerzo respiratorio. Debe velarse siempre por proteger las vías respiratorias de aire frío, el cual tiende a generar bronco constricción, o sea, se puede caminar, pero tranquilamente, protegiendo vías aéreas y sólo cuando sea necesario.

Debo usar mascarilla siempre

La mascarilla es ampliamente usada en ambientes hospitalarios, sin embargo, no protege a nivel domiciliario o en la calle de contaminantes ambientales. Lo más importante es un buen lavado de manos, ventilar los ambientes y evitar ejercicios físicos de cualquier tipo.

Es más peligroso el exterior que mi hogar

Es importante dimensionar los riesgos que conllevan para la salud la contaminación intradomiciliaria, ya que puede llegar a ser más dañina que la contaminación ambiental. Esto, porque el aire atmosférico se difunde y distribuye en forma más homogénea, afectando en forma más o menos similar a los miembros de una comunidad.

Se soluciona con la restricción vehicular

El objetivo principal de la restricción está enfocado a disminuir las fuentes contaminantes que provocan problemas respiratorios. Si bien se soluciona con la medida, estudios muestran que exacerban (los autos) los cuadros en los niños que ya poseen esta enfermedad.

VERDAD

No se puede hacer ejercicio en preemergencia

Bajo ninguna circunstancia debe realizarse ejercicios físicos, gimnasia o grandes esfuerzos en esta condición de preemergencia. Ni siquiera en espacios cerrados. Pre emergencia es pre emergencia, independientemente del espacio. Es regional y provincial. Por ello, colegios y gimnasias deberían suspender actividades.

Con preemergencia es más fácil enfermarse

Favorece la aparición de una obstrucción bronquial y aparición de infecciones respiratorias. Los altos niveles de contaminantes ambientales generan condiciones favorables para la aparición de problemas respiratorios, que inflaman e infectan las vías.

La contaminación nos afecta a todos

Afecta a todos por igual, pero va a depender de su condición de salud previa. También influyen características como la edad (niños y adultos mayores) y ubicación geográfica, ya que incluso sabemos que hay comunas más contaminadas que otras.

Los vehículos no son los únicos responsables

Son una parte de las fuentes contaminantes, pero se debería avanzar también con otras fuentes contaminantes, como industriales y las que se producen intradomiciliarias, por ejemplo las calefacciones a leña.