Chile utilizará el primer piloto de vehículo "sin chofer" en Latinoamérica

La Hora

Martes 09 de julio de 2019

Ver un vehículo transitando por las calles sin conductor, solo era posible en las películas de ciencia ficción o en los dibujos animados. Eso, hasta ahora. Porque esta escena futurista, pronto usted la podrá apreciar frente a sus ojos.

Lo anterior, debido a que Chile se transformará en el primer país latinoaméricano en contar con un piloto de pruebas de un vehículo autónomo, gracias al convenio suscrito entre la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

¿En qué consiste el proyecto? La operación de un vehículo eléctrico de pasajeros compartido, para analizar su tecnología, potenciales usos a nivel nacional, requerimientos y regulaciones necesarias para su funcionamiento.

Al respecto, la Ministra Gloria Hutt destacó que esta iniciativa permitirá poner a nuestro país “en la vanguardia tecnológica y conocer el futuro del transporte. Vamos a recoger la información para análisis de Big Data asociado a la operación y planificar el despliegue de la red de telecomunicaciones que sea necesario. Por eso quiero agradecer el presidente del BID y a su equipo que ha trabajado con los profesionales del MTT para implementar esta tecnología”.

La Ministra Hutt añadió que la implementación de esta tecnología es ideal para la industria minera o para faenas como la aeroportuaria o algunas de tipo logístico.

En tanto, el presidente del BID sostuvo que “Chile es de los pocos países de Latinoamérica que siempre está en la vanguardia de todos los temas internacionales y siempre es el país que quiere probar dónde está la frontera del conocimiento. Éste vehículo es amable para las personas y las mantendrá totalmente conectadas, con wifi y servicios que permitirán que sigan teniendo la mejor productividad”.

La prueba experimental se realizará por un periodo de tres meses y el vehículo circulará en un circuito cerrado que está en definición. El inicio de su operación está programado para septiembre e involucra un monto de US$320 mil que serán cubiertos por el Banco Interamericano de Desarrollo.

El vehículo es tipo Shuttle o van de transporte compartido con capacidad para seis personas sentadas y seis personas de pie. Para funcionar de manera autónoma, posee un sistema GPS de alta definición y sensores tipo lidar que identifican actividad en un radio de 18 metros.