La columna de Cristián Basaure: el escáner a los grandes

La Hora

Lunes 17 de junio de 2019

El camino de los equipos grandes en el primer semestre tuvo de todo. Gustavo Quinteros, en U. Católica, de cierta manera fue de más a menos en el rendimiento, generó muchas expectativas con el torneo verano y la Copa Libertadores. En el plano local cambió sistema y jugadores, y el equipo seguía ganando y funcionando.

Después, se fue entrampando con las derrotas en copas internacionales, pero se ve con jerarquía y seguridad, se sabe a lo que juega. Además, tiene abundancia de plantel y jugadores de experiencia con los de casa que mantiene la idea, lo veo el más sólido de los tres grandes.

Por otra parte, en Colo Colo hubo mucha expectativa con la llegada de Mario Salas, es uno de los técnicos con mayor proyección del fútbol chileno, pero el equipo tuvo irregularidad en los partidos. Muy disímil el rendimiento entre primer y segundo tiempo, tácticamente debe corregir en el aspecto defensivo, pero el proceso de Mario Salas no es de seis meses, ha cumplido, está segundo en el torneo y sigue peleándolo.

Ahora, es el momento que aparezcan los jugadores de casa, ya que Marcelo Espina dijo que no quería reforzarse, las políticas institucionales tienen que solidificarse y hay que darles más continuidad a las divisiones menores.

En tanto, la “U” esbozó algo al final, fue un proceso complejo desde lo institucional y la cancha. El desorden sin una política clara, tampoco había una línea definida, no se logró nunca adquirir la idea futbolística.

El proceso con Alfredo Arias desde los resultados es muy malo, el tema de la presión y lo que es ser grande, y pelear el descenso te juega en contra, pero con la llegada de “Polaco” Goldberg y “Superman” Vargas esto debería progresar.

El primer tiempo ante Colo Colo fue clave, de ahí en adelante el equipo anduvo bien, deja esa ilusión a los hinchas de que si se trabaja en el receso y se refuerzan bien, la “U” va a mejorar y no va a descender, de eso estoy seguro.

* Comentarista del CDF