Columna Patricio Cofré: zona de promesas

La Hora

Martes 04 de junio de 2019

Un tren rápido entre Santiago y Valparaíso, 150 nuevos kilómetros de Metro -incluido un tramo al aeropuerto- y estudios para implementar ese tipo de infraestructura en regiones, además de trenes suburbanos y 5.300 buses para el Transantiago.

El Presidente realizó un largo listado de anuncios para el transporte público del país en su cuenta pública. Valorables desde la planificación de largo plazo y como titular para noticias de prensa, pero que requieren una cuota de cautela.

El primer proyecto enumerado, fue declarado de “interés público”, es decir, comienza un largo proceso de estudios técnicos, evaluaciones financieras y la determinación de su real costo para el Estado. Sólo para ejemplificar, el Teleférico Bicentenario que unirá Huechuraba con Providencia, recibió esa misma calificación en 2011. Recién en 2022, una iniciativa de mucho menor cuantía e impacto, abriría sus puertas. La propia ministra de Transportes, terminada la cuenta, señaló que sólo la etapa de estudios para el anhelado tren demandará 2 o 3 años.

Metro, por otra parte, hizo un esfuerzo histórico al construir en paralelo 40 kilómetros en cerca de una década. Sin dudar de la capacidad de la empresa, no existe parámetro para construir la meta presentada y, menos, el plazo.

La carteras de proyectos de MOP, MTT, Metro, EFE y otra serie de instituciones miran a largo plazo, por lo que son decenas las alternativas que se evalúan en paralelo. Cabe recordar que el arquitecto Juan Parrochia proyectó -desde Metro y MOP- una decena de líneas en tren subterráneo en los años 60, sin que ninguna existiera.

El riesgo de anunciar proyectos que no cuentan con estudios finales, licitaciones o financiamiento real para su concreción, y que podrían superar largamente el actual período presidencial, es generar expectativas desmedidas.

En un futuro, de no contar con una rentabilidad social favorable o con recursos disponibles, muchos de los proyectos podrían no concretarse y que el listado pase de ser una buena guía, a caer inexorablemente en una zona de promesas.