Columna de Daniel Fuenzalida: Ayudar al adicto aquí y ahora

La Hora

Viernes 21 de junio de 2019

Llego al semáforo y un hombre de unos 25 años me ofrece limpiar el parabrisas. Es una noche cualquiera de este rudo invierno en el Santiago poniente. Pupilas dilatadas, polera (pese al frío) y hálito alcohólico. Lo más probable es que -además- sea un consumidor de pasta base. Le pregunto si necesita ayuda más que el dinero por su trabajo y me dice que no.

Luz verde y pienso en la vida de él. Seguramente con las monedas reunidas irá a la esquina más cercana a conseguir alcohol o, en el peor de los casos, pasta base de cocaína (PBC), una sustancia adictiva compuesta es un residuo que se obtiene de la hoja de coca que, mezclado con diferentes químicos (parafina, bencina y ácido sulfúrico, entre otros), arroja una especie de piedra que se tritura para su consumo, principalmente con tabaco (mono) o con marihuana (marciano).

El joven limpiador de vidrios es la cara visible de un flagelo nacional, marcado por el alto consumo de drogas. El macro y micro tráfico se llenan los bolsillos mientras en las calles personajes anónimos destruyen sus vidas y hacen lo que pueden para no parar de consumir.

La PBC entró con fuerza en nuestro país y es deber de todos dar a conocer sus efectos, desde los más básicos (cambios físicos) hasta el punto donde el consumidor se convierte en un zombie por la angustia de no tener la sustancia en el cuerpo.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 15 millones de personas son adictos a una sustancia ilícita. De ellos, sólo un 10% de la población afectada estaría recibiendo tratamiento.

La preocupación, entonces, crece y es deber de todos actuar.

Doy la vuelta en “u” en el primer paso habilitado y busco al joven limpiador de parabrisas para entregar ayuda concreta y que comience un plan de rehabilitación. Han pasado casi 10 minutos del primer encuentro. La temperatura es aún más baja. Pero no está. Quizás ya hizo sus pesos para seguir en el consumo. Quizás ya está en alguna caleta cercana.

Es por eso que la ayuda para este tipo de personas tiene que ser aquí y ahora. Ellos no pueden esperar.

*Director ejecutivo de Contradiccion: www.contradiccion.cl