4 mil chilenos se bajaron del automóvil con nueva L3 del Metro

A más de cinco meses desde que se inauguró la Línea 3, el más reciente tramo de Metro de Santiago, la empresa y el Ministerio de Transportes se reunieron para entregar un completo balance de cómo ha funcionado desde su estreno.
Una de las importantes noticias que se desprenden de una encuesta realizada a más de ocho mil usuarios de la Línea 3, es que más de 4 mil chilenos se bajaron de los automóviles y ahora realizan sus viajes en tren subterráneo.

Al respecto, el presidente del directorio de Metro, Louis de Grange, aseguró que “esto se traduce en 80 mil viajes mensuales, contribuyendo así a la descontaminación y descongestión de la ciudad”.

“Si se suman las líneas 3 y 6 (estrenada el 2017), nos damos cuenta que generan una reducción en la emisión de CO2, comparable a plantar 40.000 nuevos árboles, o en otras palabras, cinco parques forestales completos”, agregó de Grange.

Otro importante resultado que arrojó la encuesta hecha a los pasajeros, es que el 68,4% llega a pie a las estaciones, lo que confirma la importancia de la cobertura.

Calidad de vida

Además de ayudar al medio ambiente, y según comentó la ministra de Transportes, Gloria Hutt, la L3 “impactó positivamente en la calidad de vida de las personas, con mejoras en los servicios y con trayectos más cortos”.

“Quienes utilizan el nuevo tramo destacan que sus tiempos de viajes han disminuido en promedio en un 32% (22 minutos). Además, el 50,6% afirmó que no usaba Metro antes del nuevo recorrido”, complementó Hutt.
Finalmente, y según las cifras expuestas, desde la inauguración de la Línea 3, sus 185 mil usuarios diarios la evaluaron con nota 6,5 y 6,4 en horarios puntas.