Remontada histórica: Liverpool logró lo imposible y se metió en la final

La Hora

Martes 07 de mayo de 2019

«Todo es posible, especialmente en Anfield», decía Jürgen Klopp en la previa a la semifinal vuelta de la Champions League. Y es que claro, pese al 3-0 en contra en Camp Nou, la confianza jamás claudicó en el Liverpool. Aún cuando tenía a Mohamed Salah y Roberto Firmino afuera por lesión.

Y es que los «Reds» saben de imposibles. Fresco estaba el recuerdo de la remontada de Estambul en la Champions de 2005, cuando en un partido increíble forzaron la definición a penales que terminarían ganando ante el Milan.

Por eso no había ánimo de confianza en los catalanes. Menos a los 7′, cuando luego de un error de Jordi Alba, Divock Origi marcó el 1-0 tras aprovechar un rebote de Ter Stegen. Tras la ventaja inicial, los ingleses inclinaron la cancha, pero fue ahí donde apareció la mejor performance de Arturo Vidal.

El chileno fue una máquina de recuperar pelotas en el medio y tuvo el 62% de los duelos ganados. No por nada fue la figura de su equipo al final del primer tiempo.

Sin embargo, en el complemento lo del Liverpool fue arrollador. En menos de tres minutos los británicos igualaron la serie gracias a los tantos de Georginio Wijnaldum (54′ y 56′). Primero definiendo de primera tras un centro desde la derecha y luego de cabeza en solitario.

El Anfield era una caldera, a esas altura ya sin Vidal en cancha que fue reemplazado, y lo fue aún más a los 79′. Luego de una desatención en la defensa catalana, Origi aprovechó una avivada en un tiro de esquina para colocar el 4-0 y la fiesta en el puerto inglés.

Por más que luchó Barcelona sobre el final, el gol de la clasificación no llegó. Y tal como dijo Klopp, «Todo es posible en Anfield», así no más fue. Liverpool lo hizo otra vez con otra remontada memorable y llenó otra página en su rica historia. Esa historia que continuará el 1 de junio en la final de Madrid. Donde estarán los «Reds» para intentar bajar su sexta «orejona».