Columna Valeria Essus: áreas verdes, la gran deuda

La Hora

Martes 14 de mayo de 2019

Según Informe del INE cada año se construyen en Santiago cerca de 7.000.000 de metros cuadrados, lo que representa un 39% de la superficie aprobada a nivel nacional. Esto nos muestra un densificado crecimiento urbano, que requiere de acciones concretas para abordar el deterioro de la calidad de vida que evidenciamos, como son los problemas sociales y ambientales.Uno de los problemas relevantes es la reducción de áreas verdes y espacios públicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha recomendado un estándar de 9 a 10 metros cuadrados de área verde por habitante, cuya cifra se aleja bastante de lo diagnosticado en Chile por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, que es de 2 metros cuadrados en algunas comunas. Por lo anterior, se requieren múltiples esfuerzos para poder enfrentar estas carencias, esfuerzos del Estado y del sector privado, y el trabajo en conjunto en pro de la creación y recuperación de áreas verdes y espacios comunes. La Ley de Aporte al Espacio Público es un fuerte impulso en esta línea, por lo que urge su aplicación.

Por otra parte, la entrada en vigencia de la modificación a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones es otra innovadora iniciativa, la cual promueve utilizar las terrazas de los edificios en espacios destinados a áreas de vegetación o “techos verdes”, aumentando de esta forma los espacios comunes, de 20% a 75%. Sin embargo, se requieren más incentivos y obligaciones para la materialización de proyectos urbanos, que permitan unir los espacios públicos con los privados, iniciativas que reduzcan el déficit de áreas verdes y la recuperación de espacios públicos abandonados.

El sector inmobiliario tiene un rol fundamental para contribuir con iniciativas que generen valor compartido en las comunas donde se emplazan. Sólo con este trabajo mancomunado será posible avanzar en la gran deuda de las ciudades.