"No sé si Johanna sabía que yo estaba en la casa": la impactante declaración del hijo de Nibaldo Villegas

La Hora

Miércoles 24 de abril de 2019

Durante la mañana de este miércoles, continuó el juicio oral en contra de Johanna Hernández y Francisco Silva,  los imputados por el homicidio del profesor de Villa Alemana, Nibaldo Villegas, quienes en sus declaraciones ante el magistrado se culparon mutuamente por el brutal crimen.

Y en esta jornada, fue el turno de Alejandro Villegas, hijo del fallecido, quien relató la difícil situación que vive tras la muerte de Nibaldo.

“Cambian muchas cosas con la perdida de un padre. Quedé con una hermana menor de ocho años, la que ahora está a cargo de mi tío Edson. La verdad es súper duro avanzar cuando atrás tuyo se perjudicaron un montón de cosas”, contó el joven visiblemente afectado.

“Tuve que renunciar a mi trabajo porque ya no me estaba dando la cabeza, aún no puedo retomar mis estudios al 100%, porque cuesta, porque aún tengo que hacer muchos trámites (…) Ha cambiado mucho todo, es súper difícil el seguir fuerte, no dejarse caer, seguir adelante sin un padre”, agregó.

Respecto a la relación que mantenía su padre con la imputada, el joven señaló que “era una relación tranquila, pero desde que Johanna comenzó con el tema de las prácticas y cosas así, empecé a notar cierta frialdad en su trato (…) Después no estaban juntos, pero seguían viviendo junto; mi papá vivía en el segundo piso y Johanna en el primero”.

En ese sentido, Villegas se refirió a una fuerte discusión entre Nibaldo y Hernández, la que culminó violentamente cuando la imputada le lanzó una piedra al profesor.

“Recuerdo una vez – no sé si Johanna sabía que yo estaba en la casa-  yo estaba mirando desde el segundo piso y ella le gritaba a mi papá miles de improperios, y en un momento pescó una piedra y se la tiró al auto de mi papá. Ahí llegó Francisco con el hijo mayor de ella y se la llevaron”.

Sobre esto, agregó que “sentía rabia, porque mi papá no se merecía eso. No se merecía que lo fueran a tratar así afuera de su casa”.

Respecto a su hermana valentina, la hija menor de Nibaldo y Johanna, el joven señaló que “no sé si ella tiene un caparazón muy fuerte o se muestra muy fuerte, quizás tiene la ventaja de ser más pequeña y de olvidar más rápido las cosas, pero aveces le pregunto cosas y ella de inmediato se pone a llorar”.

Finalmente, y al ser consultado sobre sus expectativas del juicio que se está llevando a cabo para esclarecer la muerte de su padre, Alejandro indicó que “espero que el día de mañana mi hermana y yo podamos estar tranquilos en cualquier lado, que no tengamos que estar con este miedo que uno genera. La verdad es que sería impactante ver a Johanna y Francisco en la calle, no me imagino las dimensiones que esto podría traer para mi y para mi hermana, por eso espero el máximo castigo para ellos”.