Actores de “Pacto de Sangre” analizan el fenómeno

La Hora

Lunes 01 de abril de 2019

La teleserie “Pacto de Sangre” sigue sorprendiendo semana a semana a sus televidentes que llenan las redes sociales de comentarios por las actuaciones y las impactantes escenas que entrega la ficción. Es por esto que La Hora conversó con Pablo Macaya, Álvaro Espinoza y Néstor Cantillana sobre el futuro de sus personajes y la experiencia de haber grabado esta teleserie, a pocas semanas de su fin.

Para Álvaro Espinoza, actor que interpreta al perverso doctor Benjamín Vial, el secreto del éxito de la teleserie es que despierta las emociones de los telespectadores. “Estoy convencido que al público le gusta el mal, y por eso los thriller funcionan tan bien y yo, igual que la gente, lo disfruto mucho cuando lo leo y cuando lo grabo. Son escenas espectaculares las que nos toca hacer”, dijo.

El actor también habló del desarrollo de su personaje: “Yo cada vez que voy avanzando en la historia me voy sorprendiendo, porque se puede ser más malo” y agregó sobre el desarrollo de la ficción que “la verdad es que la curva es totalmente ascendente y podemos esperar lo peor al final”.

Por su parte, Néstor Cantillana también habló de su polémico personaje y fue tajante: “El camino de Marco Toselli es un camino directo al infierno. Lo único que puedo decir es que no mejora la cosa: no ve la luz al final de túnel y no hay esperanza en su camino”, aseguró, categórico.

El futuro sin josefa

Tras la impactante muerte de Josefa, personaje interpretado por Loreto Aravena, las dudas se depositaron en cuál será el destino del profesor Gabriel (Macaya), quien analizó a su personaje y dio luces de lo que le espera.

-Cuéntanos qué pasa con tu personaje Gabriel.

-Es un despreciable. Un cobarde.

-¿Va a haber una evolución?

-Sí, todo el tiempo. Deben quedar unos quince o veinte capítulos. Lo bueno de esta teleserie es que yo jamás grabé una escena en que quedáramos donde mismo o en que no hubiera una información nueva. Siempre el relato avanza, y sobre este personaje, queda un rato para ver lo que va a hacer ahora y cómo se resuelve. Puede que tenga éxito, puede que no, pero no va a quedar donde mismo.

-¿Es una curva ascendente o descendente?

-Ascendente, o sea, para arriba y abajo, de las dos formas (Risas). Por un lado, ya perdió todo, sólo queda su hija, pero ella es el futuro. Josefa era su presente y su posible vida, pero eso ya lo perdió, así que le queda su hija. Entonces, claro, se va a movilizar de otra manera, va a intentar otras cosas.