Gobernadora de Nuevo México desafía a Trump

La Hora

Lunes 11 de febrero de 2019

Con 59 años y 14 de servicio público, Michelle Lujan Grisham, la nueva gobernadora del estado de Nuevo México, desafió el poder del presidente Donald Trump y determinó el retiro del grueso de efectivos de la Guardia Nacional en su territorio.

Los uniformados habían llegado en abril de 2018, bajo el mandato de la anterior cabeza del estado, la republicana Susana Martínez, quien recibió a 118 de éstos.

“Nuevo México no participará en la farsa del presidente de infundir miedo en la frontera”, fue la escueta y dura primera declaración de Lujan Grisham en contra de la medida dispuesta por el presidente de los Estados Unidos.

Es más, la gobernadora aseguró: “Rechazo el argumento federal de que existe una crisis de seguridad nacional abrumadora en la frontera sur, donde se encuentran algunas de las comunidades más seguras del país”.

CONTRA EL MURO

Pero hay más, ya que Lujan Grisham no sólo está en contra de la Guardia Nacional en funciones disuasivas para la inmigración ilegal, sino que es una férrea opositora al muro que pretende levantar Trump en la frontera con México.

“El muro del presidente es una idea anticuada e ineficaz,  que nunca debería llegar a buen término, y que las inversiones significativas en la seguridad fronteriza deberían estar sobre la mesa. Pero su predilección por hacer un berrinche en lugar de negociar realmente una solución no debería sorprender a nadie en este punto”, dijo la autoridad de Nuevo México a través de su cuenta de Facebook, el pasado 8 de enero.

Su oposición a todo lo que huela a Trump llega a hasta temas que éste niega, como el cambio. Ante ello, suscribió un acuerdo con otros estados de su país para implementar iniciativas que aminoren los efectos climáticos, algo que el gobierno federal desconoce, partiendo por la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París.