Columna Cecilia Gutiérrez: ¿Y los rostros del recambio?

La Hora

Jueves 07 de febrero de 2019

asta con dar una mirada rápida en la televisión, para notar que hay una ausencia de animadores de recambio: hace falta una oleada de rostros jóvenes que se proyecten como los próximos animadores de primera línea.

Si nos preguntamos ¿quién de los sub 35 que actualmente está en tv podría animar Viña o reemplazar a Don Francisco en la Teletón? ¿Karol Lucero? ¿Joaquín Méndez? ¿Karen Bejarano? Claramente no hay.

Pero no es por falta de talentos, es porque la televisión no tiene espacios. En los ´90 existían programas para formar nuevos rostros, que fueron semilleros para los animadores de hoy. Extra jóvenes, Venga Conmigo o incluso Mekano que comenzó hacia finales de esa década. De ellos, salieron varios de los animadores que hoy están consagrados.

De la generación del 2000 en adelante, tuvimos promesas como Jean Phillipe Cretton o Ignacio Franzani, pero ambos, a pesar de su auspicioso debut, no lograron proyectar sus carreras como para ser los Felipe Camiroaga o Martín Cárcamo del futuro.

Si bien, canales como La Red, sigue apostando por potenciar nuevas figuras, sus espacios están relegados a ser panelista de un programa, en el que se da poca oportunidad de desarrollarse. Pero así está la televisión de hoy, cuesta destacar en un panel en que hay por lo menos 5 personas más queriendo opinar y muchas veces, de temas irrelevantes.

El que no existan esos futuros animadores es una mala señal para la industria, no sólo porque no hay recambio, sino que es una clara demostración de que seguimos dando vueltas en los mismos personajes, no se le da la oportunidad a nuevos talentos y nos conformamos con lo que hay, que no necesariamente es tan bueno.