Año escolar: Cómo enfrentar el primer día de clases

Ya muy cerca de iniciar un nuevo período escolar, los niveles de estrés y ansiedad no solo afectan a los niños que van a retomar la rutina de estudios, sino que también a sus padres y a toda la familia.

Por ello, en LaHora.cl recurrimos a un par de especialistas que nos compartieron algunos consejos para preparar a los menores y para reajustar los hábitos de estudios que quedaron temporalmente suspendidos durante las vacaciones de verano.

clases300aPara Cecilia Villalobos, sicóloga de la Red Educacional Cognita, el estrés que genera retomar los hábitos de estudio requiere una reestructuración emocional para el niño que debe contar con el apoyo de toda la familia.

En esta labor, la acción de los padres es fundamental, por lo tanto la experta brinda algunas orientaciones para ellos tales como:

  • Favorecer y fomentar un ambiente de alegría, motivación, seguridad, calma y confianza.
  • En lo posible, llevar al menor previamente al colegio o jardín infantil, de manera que conozca el lugar y se familiarice con las educadoras y el entorno.
  • Trabajar el “desapego” con el menor y guiarlo en lo que implica para él dejar su hogar y tener que conocer un ambiente distinto con nuevos desafíos. Converse con su hijo que este cambio se trata de un proceso de preparación para su madurez social, emocional y para el desarrollo de su autonomía.
  • El adulto debe acompañarlo y acogerlo ayudándolo a recuperar el control de sí mismo. Igualmente, los padres deben trabajar el momento de la despedida fuera del colegio para reducir o evitar la ansiedad en los niños. Evite llorar frente al niño porque causa mayor angustia y genera inseguridad en el menor.
  • Cuando corresponda retirarlos del establecimiento educacional tras la jornada, sea puntual para no generar estados ansiosos en el escolar.
  • Mantener una comunicación permanente con las educadoras que son responsables del menor al interior del colegio.

Para retomar la rutina escolar

Por su parte, Carolina Giadach, neuróloga infantil de Clínica MEDS, comparte algunos buenos consejos para que los cambios de hábitos de cara al inicio del año escolar no sean tan súbitos:

  • La transición hacia el horario escolar debe ser paulatina y comenzar a ser aplicada varios días antes de la vuelta a clases. Esto implica adelantar tanto los horarios de descanso nocturno como los de levantarse por las mañanas.
  • Los niños pequeños, entre 7 y 8 años, deberían suspender sus siestas y acostarse a las 21.00 horas para favorecer el sueño profundo en la noche.
  • Restringir el uso de pantallas, sea viendo televisión o jugando en tablets o celulares, a no más de dos horas diarias pues altera los estados de vigilia y sueño.
  • Estimular la actividad física, con al menos una hora diaria, lo que sirve para agotar las energías diurnas y favorecer un sueño reparador.
  • Hay que evitar las bebidas, el chocolate, golosinas y todo alimento con exceso de azúcar; en especial una hora antes de dormir.
  • Conversar con el niño estas medidas para no generar ansiedad, de esta manera hacer que el niño participe activamente y que perciba estos ajustes como algo positivo.