Cuándo renovar sus neumáticos usados por unos nuevos

Juan Pablo Gutiérrez O.

Martes 15 de enero de 2019

Cuando el cuentakilómetros de su vehículo supera las 50.000 vueltas, el volante vibra a altas velocidades o ya anota varias caídas en baches y hoyos en las calles, entonces es buen momento de chequear el estado de los neumáticos y quizás pensar en renovarlos por unos nuevos.

neumaticos_1Los neumáticos son unos de los aspectos de seguridad más importantes del automóvil, y su chequeo regular o reemplazo no debe considerarse un gasto, sino más bien una inversión duradera para un desplazamiento vehicular sin problemas.

Zapatos nuevos

El cambio de neumáticos usados por nuevos se recomienda cuando éstos ya presentan problemas serios como mínima profundidad de huella, deformaciones o ‘cototos’ en su perfil, reparaciones de pinchazos que aún fugan aire, y otros más.

De esta manera se asegura que la función de estos se realice en los niveles óptimos esperados: excelente adherencia a la superficie de rodado, permitir maniobras súbitas con seguridad, huellas con efectiva dispersión de agua en superficies mojadas, conducción suave, silente y relajada.

Escoger el neumático preciso para las condiciones de manejo a que le someta es crucial, y el amplio surtido de marcas y modelos de cauchos ofertados en el mercado nacional puede generar más de una indecisión. Lo aconsejado es seguir la recomendación del fabricante del vehículo al tipo y medida de neumático a montar en la llanta.

Si usted es buen observador, se percatará que el perfil de cada neumático se hayan inscritos algunos datos en sobrerrelieve. Estos definen las características de fabricación y prestaciones de ellos:

Las cifras indicadas en el perfil del neumático señalan sus medidas y otras características elementales para su correcto rendimiento.
Las cifras indicadas en el perfil del neumático señalan sus medidas y otras características elementales para su correcto rendimiento.
  • El primer dato corresponde al ancho máximo del neumático expresado en milímetros y al porcentaje del alto del perfil según el ancho del neumático. Una medida particular puede tener varias equivalencias en otros formatos y tamaños.
  • El segundo dato es una cifra acompañada por una “R” e indica el diámetro de la llanta en pulgadas, o más conocido como aro.
  • La tercera cifra corresponde al Indice de Carga, es decir, el peso máximo que un neumático puede soportar. Ojo, no está indicado en kilogramos, sino que refiere a una tabla de equivalencias genéricas.
  • Finalmente la letra es el código de velocidad máxima que el neumático puede soportar durante 10 minutos sin sufrir daño por la fricción y destruirse en pleno uso.

Alineación

Si el tiempo de reemplazar los neumáticos aún no llega, pero aún así “se sienten” problemas durante la conducción, revise la alineación de las ruedas con el siguiente método: mientras va conduciendo, suelte ligeramente el volante. Si éste tiende a virar por sí solo hacia la derecha o la izquierda; su vehículo necesita ajuste en la alineación.

El alineamiento de los ejes del vehículo debe realizarse con equipamiento especializado y manos expertas.
El alineamiento de los ejes del vehículo debe realizarse con equipamiento especializado y manos expertas.

La alineación regula los ángulos de las ruedas del vehículo conservándolas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí; lo que previene ante el desgaste irregular de los neumáticos, evitar el exceso de fricción sobre la superficie de rodado y mejora la maniobrabilidad del vehículo.

Son factores para perder la alineación del vehículo:

  • Golpes que recibe la rueda durante un recorrido.
  • Caídas graves en hoyos o baches en el pavimento.
  • Golpes severos contra las cunetas
  • Desplazarse a alta velocidad sobre caminos de empedrado irregular.
  • Trabajos de mantención en la suspensión o dirección del vehículo
  • Accidentes como choques o colisiones contra otros vehículos o elementos viales.

Para restituir este aspecto basta un procedimiento breve, no más de 30 minutos, que se ejecuta con equipamiento especializado y por mano experta. Ante un uso regular y sin contratiempos, se recomienda realizarla cada seis meses o cada 10.000 kilómetros recorridos. Su costo es de unos 14 mil pesos.

Balanceo

Por otro lado, si mientras conduce su vehículo el volante refleja vibraciones no provocadas por el terreno por el cual se desplaza, o los neumáticos producen ruidos muy sonoros a altas velocidades; sus ruedas necesitan verificar el balanceo.

Para la calibración fina del balanceo de una rueda se utilizan contrapesos de plomo insertados en el punto de contacto entre neumático y llanta.
Para la calibración fina del balanceo de una rueda se utilizan contrapesos de plomo insertados en el punto de contacto entre neumático y llanta.

El balanceo es un procedimiento que ajusta con precisión al neumático con la llanta donde está montado. Esta fina calibración se realiza insertando contrapesos de plomo en los puntos de contacto entre neumático y llanta; y se recomienda su realización en los siguientes casos:

  • Cada 10.000 kilómetros recorridos.
  • Cuando la rueda reciba un golpe fuerte o severo.
  • Tras reparar un pinchazo que implique desmontar el neumático.
  • Cuando se montan neumáticos nuevos en las llantas.
  • Luego de realizar trabajos en la suspensión, cambio o ajuste de frenos u otras tareas que impliquen retirar la rueda de su eje.

Su costo aproximado es de $5.000 por rueda.

Tras realizados estos consejos, ya podrá sentir el alivio de volver a conducir su vehículo con seguridad.