La historia del niño que es prioridad nacional de trasplante

La Hora

Miércoles 09 de enero de 2019

El pequeño Iván Alcaya Provoste (3) aún estaba en el vientre de su madre, con 38 semanas de gestación, cuando los doctores le confirmaron una dolorosa noticia a su madre Tania Provoste (26): El niño nacería con una hipoplasia cardiaca del ventrículo izquierdo.

La enfermedad cambió la vida para siempre del pequeño Iván, quien actualmente lucha con todas sus fuerzas a la espera de un donante de corazón en el Hospital Clínico de la Universidad Católica.

Pese que lleva más de un año hospitalizado y ocupando el primer lugar en la lista nacional de trasplantes, encontrar un nuevo corazón para Iván ha sido complicado. Según cifras del Ministerio de Salud, de las 457 donaciones que se realizan en un año, solo 36 son de corazón.

“El problema es que ya no podemos seguir esperando, si bien mi hijo está estable dentro de su gravedad, los especialistas advirtieron que eso puede cambiar de un día para otro. Estamos en las últimas, no sabemos si podrá aguantar un año, meses o incluso días”, explicó la madre del menor.

“Hoy en día está recibiendo mucho oxígeno y la droga que se le suministra es el único recurso. No sabemos cuánto tiempo más vamos a poder esperar”, recalca.

Esperanza

Pese a todo, la familia Alcaya Provoste no pierde la fe, y día a día luchan para que Iván no se desvanezca. “Lo más complicado es hacer una vida normal cuando tu hijo está encerrado en cuatro paredes, de todas formas nos la hemos arreglado para celebrar las fechas importantes, como Navidad, el Año Nuevo y su cumpleaños”, detalló Tania.

Finalmente, la madre del pequeño, realizó un llamado para que todos los chilenos nos pongamos una mano en el corazón: “Pese al dolor que genera la muerte de un ser querido, un solo donante puede salvar hasta ocho vida”.