Consejos para bajar de peso en verano con una dieta saludable

Juan Pablo Gutiérrez O.

Lunes 21 de enero de 2019

Con las vacaciones ya en curso, los días calurosos del verano y bastante tiempo libre para hacer diferentes actividades; salta una relacionada con el propio cuerpo: hacer deporte y acondicionamiento físico.

Pero los especialistas recomiendan que no es llegar y lanzarse a hacer trote o jugar un campeonato de futbolito en un sólo día.

El doctor Matías Salineros, traumatólogo especialista en Medicina Deportiva de Clínica Universidad de los Andes, comparte sus consejos deportivos desde la perspectiva saludable tanto para un perfil de deportista habitual como de uno sedentario pero con ganas de bajar unos cuantos kilos.

Para sedentarios y amateurs

“Quienes tienen antecedentes médicos relevantes o ciertas patologías, deben hacerse un chequeo médico antes de retomar la actividad deportiva. Este evitará lesiones, y que las ganas de realizar actividad física no se pierda por dolores musculares, contracciones, desgarros y hasta dolores articulares, especialmente en las rodillas”, dice el galeno.

veranodeporte300aSu recomendación a los sedentarios es a empezar de menos a más, idealmente bajo un programa de reinserción deportiva realizado por un profesor de educación física. Los ejercicios cardiovasculares son los preferidos: bicicleta, caminata, elíptica sin pendiente y baile entretenido. “Caminatas de 20 minutos, tres veces por semana, o bicicleta en forma progresiva, tiene una baja incidencia de lesiones y permite posteriormente aumentar la carga a trote suave u otros ejercicios”, explica.

Acompañado de ejercicio suave, la dieta y la hidratación son fundamentales. “Alimentación balanceada, rica en proteínas, a las dos horas siguientes de ejercitarse es muy beneficiosa para mejorar la masa muscular”. Y añade: “consumir medio litro de agua antes del ejercicio, medio litro más por cada 30 o 40 minutos de ejercicio y medio litro posterior al ejercicio es lo recomendable”. Aconseja también evitar el café antes del ejercicio porque es un diurético y fomenta la deshidratación.

Para los ya en forma

Quienes ya tienen experiencia deportiva y han cultivado una actitud física óptima, requieren otro tipo de consejos, más propios a mejorar sus condiciones de ejercitación.

“Tener ropa y calzado cómodo es fundamental. Una buena zapatilla es primordial para mantener equilibrio y poder realizar actividad física de forma segura. Las zapatillas deben estar en buenas condiciones y no muy gastadas, por el contrario, debieran cambiarse por unas nuevas para evitar lesiones y desgarros”, indica el facultativo.

Y si el ejercicio es practicado al aire libre, La ropa ligera es la recomendaba para altas temperaturas. Telas como el poliéster o la lycra absorben mejor el sudor y favorecen la evaporación. Y se debe evitar el uso de telas gruesas que se peguen al cuerpo y que acumulen calor, pues con la sudoración y llevar ropa que permanece mojada por períodos prolongados interfiere con la termorregulación corporal.

“Consumir bebidas isotónicas ayudan a la rehidratación del organismo porque tienen azúcares y sales minerales; y se pueden tomar después del ejercicio. Pero si se trata de agua natural, ésta está recomendada en todo momento durante la actividad física y en momentos cuando el cuerpo lo pida o la sed se deje sentir con ganas”, dice Salineros.

Finalmente, para ambos perfiles de deportistas, dos recomendaciones fundamentales: “Siempre antes y después de la actividad física se debe elongar para evitar contracturas posteriores; y si practica deporte al aire libre, aplíquese bloqueador solar factor 50 para evitar la nefasta radiación solar UV que puede producir cáncer a la piel”, concluye el médico.