Ryan, el niño que gana US$22 millones al año en YouTube

La Hora

Miércoles 05 de diciembre de 2018

Con 17 millones de suscriptores en su canal, Ryan es una estrella de la web. Se ha convertido, a los 8 años de edad, en una verdadera celebridad gracias a sus videos en YouTube.

Y entre las cifras que asombran de su performance en la red, son los ingresos: 11 millones de dólares en 2017 y en lo que va del 2018, 22 millones de dólares…, equivalente a dos veces el sueldo de Arturo Vidal en el Barcelona, quien percibe 10 millones 200 mil dólares por temporada.

Lo que acumula Ryan, obviamente, va a los padres del menor, quienes han mantenido celoso secreto sobre el apellido y el lugar de residencia de la familia en Estados Unidos.

El pequeño presenta los videos en su canal llamado “Ryan ToysReview”, en el que a él inicialmente se le llevaba una caja bellamente envuelta y adornada, que se aprestaba a abrir mientras ponía su carita de expectación y ansiedad hasta que veía el obsequio y lo mostraba.

Eso fue hace tres años, cuando recibía una caja con más de 100 juguetes de la franquicia de Pixar Cars, el que tiene cerca de 935 millones de visualizaciones.

En la actualidad, en el canal sube imágenes en las que analiza los juguetes que salen al mercado o productos de comida infantil, las que son grabadas por sus padres que están detrás de cámara.

Según el ranking de la revista Forbes, pasó del octavo al primer puesto y se convirtió en el usuario con mayores ingresos en YouTube a nivel mundial.

ROSTRO DE TIENDA

“Soy entretenido y divertido”, dijo Ryan recientemente en una entrevista en NBC, explicando la popularidad que lo llevó a convertirse en un mini millonario. El canal ya tiene 17 millones de suscriptores y un total de 26.000 millones de visualizaciones, según Forbes.

A principios de año, el pequeño youtuber llegó a un acuerdo con Walmart para vender en exclusiva una línea de juguetes llamada Ryan’s World en más de 2.500 tiendas en Estados Unidos y en la web de la tienda, según la agncia informativa Reuters.

En consecuencia, Ryan’s World es el primer producto vendido después de que Pocket.Watch, compañía de medios infantiles, negociase acuerdos similares con varias estrellas de los vídeos online.