Polémica en Argentina por norma del “gatillo fácil”

La Hora

Viernes 07 de diciembre de 2018

Una resolución que favorece el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad en Argentina fue rechazada por organismos humanitarios y dirigentes opositores, e incluso abrió una grieta en el seno de la coalición del gobierno de centroderecha de Mauricio Macri.

La nueva norma del Ministerio de Seguridad, que lleva el número 956, dispone que se utilizarán armas de fuego “cuando resulten ineficaces otros medios no violentos”, pero que podrán disparar sin dar la voz de alto y sin sufrir agresión previa.

“Ahora podrán tirar cuando antes no lo podían hacer sino cuando el delincuente disparaba”, justificó el martes la ministra Patricia Bullrich.

Críticas

Para el premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel, la medida anunciada por la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, es una “política de gobierno” que es “represiva” y que será utilizada para “generar el miedo para paralizar a la población”.

“Ya lo vivimos. Aquí, cuando los miro a muchos de ustedes, son los sobrevivientes del horror, y no podemos paralizarnos”, llamó el activista, quien anunció que en caso necesario se recurrirá a “instancias internacionales”.

Por su parte, Taty Almeida, referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, llamó a “seguir tomando las calles” en contra de las medidas “anticonstitucionales” de Mauricio Macri.

“Repudiamos las medidas que ha tomado esta ‘Rambo’ que tenemos por ministra de Seguridad. Realmente se está demostrando que son totalmente anticonstitucionales, por eso la resistencia tiene que ser mayor”, expuso la activista de derechos humanos.