"Murci" Rojas: “Con esta camiseta salimos del derrotismo, perdimos el miedo”

La Hora

Viernes 07 de diciembre de 2018

El 11 de junio de 1998 la selección chilena volvió a jugar un partido por un Mundial luego de 16 años. Lo hizo debutando con un empate 2-2 frente a Italia en la cancha del Stade Jacques Chaban-Delmas, de Bordeaux.

“Con la suspensión que arrastrábamos se prologaron mucho esas ganas que teníamos de jugar otra vez en un Mundial. Recibimios mucho cariño en ese aspecto. El primer partido fue el mejor ejemplo. Estábamos cantando el himno y estaba todo el estadio completamente rojo. Es un recuerdo muy lindo”, rememoró Pedro Reyes, quien junto a Francisco Rojas y Nelson Tapia se juntaron para grabar un spot publicitario por el relanzamiento de la camiseta que usaron en aquel Mundial.

Han pasado 20 años desde que la Roja comandada por Nelson Acosta, regresó a una cita planetaria, algo que ha ganado valor con el tiempo.

“Nos tocó vivir un momento lindo porque había pasado mucho tiempo de no ver a Chile en un mundial, fue mucha gente como hincha, como lo provocó Perú en este Mundial. Era una experiencia nueva para mucha gente que no había vivido la experiencia de ver a Chile en un Mundial”, detalló el actual partner técnico del “Coto” Sierra.

“Los cabros de ahora perdieron la retrospectiva y se están dando cuenta que rompimos una racha de muchos años sin ir a un mundial. La gente se encalillo en pasajes para ir a apoyar”, recordó Fracisco Rojas.

Por lo mismo la marca de aquella época decidió reeditar la camiseta que usó la Roja en Francia 98’, aunque con varias diferencias comparadas con esa época. Su precio es de $19.990.

“Son más ajustaditas y es más entallada, se ve bonita y estilosa. La que usamos el 98’ era muy grande. A mi me volaba y los shorts igual. No tenía el físico de Margas poh”, rememoró el “Murci”.

“Esta camiseta refleja muchas cosas. Es parte del país. Ojalá que esa gente que viajó hayan pagado todas las cuotas del viaje. Dimos una buena presentación e imagen. Salimos del derrotismo y nos dio esperanza que podíamos pararnos ante cualquiera. Representa que perdimos el miedo ante los equipos extranjeros”, destacó el ex lateral drecho, quien salió elegido por la FIFA en aquel mundial como el mejor en lateral de la primera fase.