Aumenta 20% el número de campamentos en Chile

La Hora

Jueves 27 de diciembre de 2018

Según el reciente Catastro de Campamentos 2018 elaborado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), y que no se actualizaba desde el 2011, el número de tomas ilegales en nuestro país aumentó considerablemente en los últimos 7 años (20%), pasando de 657 a 822, lo que representa a 46 mil familias.

Definidos como un asentamiento de ocho o más hogares que habitan en un terreno irregular, y que entre otras cosas no tienen algún servicio básico (agua potable, electricidad y alcantarillado), el mayor número de campamentos está en la Región de Valparaíso (182), Biobío (138) y Antofagasta (78).

El ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, relacionó este aumento con las dificultades en el acceso de las propiedades.

“Esto se explica por la escasez de suelo, lo caro del suelo, lo caro de los arriendos, muchas veces lo lento de las soluciones habitacionales para las familias que lo requieren, y el aumento de la población por las familias migrantes que han llegado a Chile y necesitan lugares donde vivir”, explicó Monckeberg.

En esta misma línea y según reveló la radiografía, las regiones que presentan el mayor aumento de campamentos, respecto el estudio del año 2011, son Antofagasta (+50); Atacama (+45) y Tarapacá (+36). Donde sí hay buenas noticias es en Aysén, pues bajaron en 3, el Maule en 4 y Coquimbo 9.

Medidas

Con el fin de revertir el problema, desde el Minvu, preparan una serie de iniciativas como incrementar el número de catastros (cada dos años) y aumentar el ritmo de construcción de soluciones habitacionales.

Monckeberg explica que “todos los esfuerzos estarán centrados en que familias y hogares que están viviendo en campamentos tengan una solución más rápida”.

Y agrega “la idea es que no vean la alternativa de la toma, del asentamiento precario como una solución definitiva, sino que tengan otras opciones de vivienda”.

Tal como el recientemente inaugurado Conjunto Habitacional Ribera Sur de Antofagasta, que según la máxima autoridad de Vivienda, “permite que 86 familias de campamentos puedan tener una solución definitiva. No solo es una casa, sino que también un entorno, con áreas verdes y un verdadero barrio”.