Mon Laferte: Una luchadora por Norma

La Hora

Viernes 23 de noviembre de 2018

Una nueva nominación a los Latin Grammy, otro disco y exitosas giras por Estados Unidos y Europa la confirman como la artista chilena del momento.

Norma Monserrat Bustamante Laferte es por estos días las cantante chilena más cotizada a nivel internacional. La viñamarina de 35 años siempre supo que su destino en la vida era dedicarse a la música, y recorrió un camino largo y dificil para poder cumplir este sueño, el mismo que su abuelita siempre le inculcó.

Un provechoso, mas no satisfactorio paso por un programa de talentos le valió el reconocimiento en la escena nacional. Pero luego de pasar cuatro años ligada a la marca -tiempo en el que grabó un disco y protagonizó una película-, decidió que ya no quería más de lo mismo.

“Cuando yo entré al programa, tenía 18 años. Tenía un montón de canciones escritas, y yo sólo quería grabarlas, pero nunca me hicieron caso. No me tomaron en serio”, señaló en una entrevista en España, sabiendo que su paso por la televisión era necesario para comenzar.

Frente a ese escenario, el de su vida, y a las posibilidades de crecimiento que otro país le ofrecía, la viñamarina armó sus maletas, tomó un avión y partió a México, un país que le abrió las puertas, pero en el que también tuvo que comenzar desde cero.

mon300Fueron ocho años de intenso trabajo allá. Lo primero que hizo la cantante fue sacar a relucir su voz, ella sabía lo que quería, y aunque de primeras sólo lo hacía en algunos locales nocturnos de Veracruz, incluso en estaciones de metro, pronto comenzó a crecer y a hacerse de un público fiel. Pero el destino quiso otra cosa, y a finales de ese año fue diagnosticada de un cáncer tiroideo.

“Pienso que no fue tan malo dentro de todo. A veces los humanos necesitamos un remezón para despertar y darnos cuenta de que estás vivo, porque vivimos muy plano, entonces creo que para mí fue importante haberme enfermado de algo catastrófico, por así decirlo, porque fue como una cachetada de, ‘a ver, despierta, ¿qué estás haciendo?’”, confesaba en México la artista, que producto del complejo cuadro médico sufrió una fuerte depresión, que no la llevó a otro lugar más que aquel donde ella se sentía realizada, feliz y completa: la música.

Desde ese momento, el objetivo de la mujer tatuada no fue otro que caminar hacia el éxito. Encontró esa vía que tanto había esperado, siempre luchando y nunca bajando los brazos. Incluso hasta alguna ayudita de Leonardo Farkas le llegó para cumplir con sus metas. “Una gota de filantropía en un mar de talento”, recuerda en Twitter el empresario.

Cuatro discos hasta el 2017, giras por México, grandes presentaciones en Chile, incluyendo al Festival de Viña, terminaron por consagrar su carrera, un tiempo que celebró con cinco nominaciones a los Latin Grammy, en el que ganó como compositora la categoría a la mejor “Canción Alternativa” con su sencillo “Amárrame”. “Es mi primer Latin Grammy, la primera vez. ¿Se vale llorar verdad? (…) Estoy muy nerviosa y no se qué más decir. Muchas gracias, y estoy feliz colegas, y me siento honrada de que hayan votado por mi canción, gracias”, decía emocionada con su galardón en las manos.

Con una mochila cargada de experiencia comienza el 2018, luego de que su disco “Trenzas” fuera aplaudido por todo el continente, incluso por medios como el New York Times en Estados Unidos.

Y las sorpresas llegaron de una en una. Primero, con una nueva versión del single “Antes de ti” en japonés, con la que sorprendió la facilidad con la que dominó el idioma. Luego sacó cuentas alegres de su gira por Estados Unido, la que posteriormente extendió por Argentina y ahora último cruzando el Atlántico para deslumbrar al público europeo.

Mientras recorre ciudades españolas y visita Londres y Berlín, por este lado del mundo sus seguidores comienzan a disfrutar de su último trabajo discográfico, ese que llamó “Norma” en honor a su familia. “Es el nombre de mi abuela, de mi mamá y el mío. Este es un disco muy personal, y siempre estuve muy peleada con mi nombre, no me gustaba. En el disco relato las etapas más representativas de una relación de pareja, y al ser tan personal me dije ‘¿cómo le pongo?’. Y pensé, ‘tiene que ser un nombre de mujer, que sea la protagonista de esta historia’, y luego pensé que ‘Norma’ queda bien”, fueron las palabras de Laferte.

La ahora estrella latina puede decir con propiedad que se codea con lo mejor de la música, el derecho se lo ganó. Una nueva nominación a los Latin Grammy, ahora con Show incluido. “No recuerdo haber tenido un momento tan bello, de tanta plenitud, me siento muy segura en el escenario, tengo una banda increíble, que quiero mucho, ahí hay hermandad y me siento afortunada”, detalló en Argentina esta mujer, que comenzó humildemente a cantar en pequeños locales viñamarinos y que hoy superó todos los obstáculos de la vida por un sueño, su sueño.