¿Debe llamarse Pablo Neruda el aeropuerto de Santiago?

La Hora

Miércoles 07 de noviembre de 2018

El aeropuerto de Santiago se tomó inesperadamente la agenda noticiosa, esto porque un proyecto de ley pretende cambiar su tradicional nombre de Comodoro Arturo Merino Benítez por el del reconocido poeta y premio Nobel Pablo Neruda.

Al menos así lo confirmó la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, luego de permitir la tramitación del proyecto que busca rebautizar la terminal aérea internacional.

Según la parlamentaria y miembro de la comisión, Carolina Marzán, “este es un proyecto que nos hace bien como país pues tiene como principal objetivo reconocer a una de las figuras más importantes de las letras, no sólo de Chile, sino que a nivel internacional”.

De todas formas no todos están de acuerdo con la iniciativa, ya que el diputado Osvaldo Urrutia (UDI), apeló a “los altos costos que traería” el cambio.

“La Dirección General de Aeronáutica (DGAC) informó sobre posibles valores y resulta carísimo, sobre el millón de dólares por conceptos de cartografía”, explicó.

Por su parte, el ministro de Defensa, Alberto Espina, también se mostró contrario a la iniciativa parlamentaria. “Arturo Merino Benítez fue el fundador y creador de esta Fuerza Aérea de Chile, es el creador de la aeronáutica de nuestro país, es un símbolo en Chile y del mundo, en los comienzos de la aviación (…) No estamos de acuerdo en cambiarle el nombre”, indicó.

Vuelo nacionales

El presidente de la comisión de Cultura de la Cámara Baja, Marcelo Díaz, aclaró que se mantendrá el homenaje al Comodoro Arturo Merino Benítez, pero bautizando la terminal de vuelos nacionales con su nombre.

“Aquí se va a mantener el homenaje a quien fue el fundador de la aviación chilena, con el aeropuerto nacional. Nos parece una buena fórmula darle la connotación internacional a quien ha traspasado la frontera como es Pablo Neruda”, señaló Díaz.

Finalmente, desde la Fundación Pablo Neruda, indicaron que “sin duda será un gran aporte a la imagen internacional de Chile (…) Nos parece lamentable que algunas voces se levanten en contra de esta iniciativa por razones políticas o por hechos de la vida privada del poeta, que han sido tergiversados. Si bien se ha explicado una y mil veces las circunstancias históricas en que por ejemplo dejó de ver a su hija (Malva Marina, en Holanda), para algunos las consignas siguen imponiéndose a la razón”.