Seis formas de invertir y sacarle provecho a una propiedad

La Hora

Viernes 05 de octubre de 2018

Con una planificación y cuidado adecuados, las inversiones en bienes raíces pueden convertirse en activos valiosos que entregan grandes retornos o proporcionar una fuente constante de ingresos. Las formas de entrar en el negocio de la inversión en propiedades son diversas y cada una tiene diferentes pros y contras. Para despejar dudas, Betsabé González, broker de RE/MAX Realty, nos aclara cuáles son sus características principales.

 Alquiler a largo plazo: Arrendar propiedades da rendimientos increíbles si compras bien y eres paciente. El retorno de la inversión puede ser superior al 20% si se tienen en cuenta los beneficios fiscales y la igualdad salarial. Cuando inviertes en bienes raíces alquilando a largo plazo, debes centrarte en el flujo de caja. La mejor manera de obtener una gran cantidad de flujo de caja es comprar propiedades por debajo del valor de mercado, hacer reparaciones para aumentar el valor y elegir hogares que proporcionen una alta rentabilidad en relación al precio de compra. No es fácil encontrar propiedades así, pero están en el mercado.

Otra opción son los locales comerciales. Es un tipo de inversión que genera elevados flujos de caja y apenas dan trabajo de administración. Por contrapartida, los términos de alquiler comercial -por lo general- son mucho más extensos y puede tomar mucho tiempo encontrar un inquilino.

 La estrategia de reformar y revender: “Reformar y revender” es una gran manera de invertir en el sector inmobiliario, pero se necesita mucho trabajo. Tienes que encontrar ofertas, gestionar los contratistas, no perder de vista la contabilidad y conseguir vender las casas. También requiere un montón de dinero para el pago inicial y las reparaciones, aunque una moneda fuerte puede ser una opción para reducir el dinero necesario.

Aconsejamos este tipo de inversión para personas / empresas con un abanico importante de industriales, y capacidad de gestionar y liderar obras.

Hacer dinero invirtiendo en bienes raíces haciendo un “pase”: Hacer un “pase” en bienes raíces es cuando un inversor compra un inmueble bajo un contrato de reserva. Inmediatamente se vende la casa a otro inversionista sin hacer ninguna reparación y en algunos casos sin necesidad de haber firmado la compra-venta del inmueble.
Un inversionista puede vender el inmueble sin comprarlo, comprarlo consiguiendo el contrato y luego asignar el contrato a otro inversor. Algunos inversores inmobiliarios se dedican a hacer ‘pases’ y hacen cientos de miles de dólares al mes. La ventaja de los ‘pases’ es dinero rápido, pero es tremendamente arriesgado y fundamentalmente ocurren en mercado alcista donde lo precios aumentan mes tras mes.

Invertir en bienes raíces con alquileres vacacionales: Compra una casa o un departamento en una excelente ubicación turística, consigue un gran administrador de propiedades para que lo arriende por ti y cobrar el arriendo. La parte difícil es el mercado muy cíclico. La temporada alta puede traer mucho dinero, mientras que la temporada baja, casi nada.
El flujo de caja sobre arriendos vacacionales puede verse mejor al principio, pero los honorarios de gestión, los gastos y las vacantes casi siempre serán mucho mayores en un alquiler vacacional, que en un alquiler a largo plazo.

Cómo hacer dinero invirtiendo en bienes raíces con tu residencia personal: Tu residencia personal es otra manera de invertir en el sector inmobiliario. Algunos pueden no considerar una residencia personal como una manera de invertir en bienes raíces, ya que no trae alquiler o renta. En RE/MAX creemos que definitivamente hay maneras de hacer de tu residencia personal una gran inversión.
También es posible comprar una residencia personal que se pueda convertir en una propiedad rentable.Esta es una gran manera de comprar una propiedad de alquiler con poco dinero. Puedes comprar más de una propiedad de esta manera y construir una cartera de alquileres con pequeños pagos iniciales.

Invertir en bienes raíces con propiedades a larga distancia:  Los inversionistas están empezando a invertir en bienes raíces mediante la inversión a cientos kilómetros de distancia. Se necesita una gran cantidad de trabajo para hacer que la inversión a larga distancia funcione. Necesitas escoger un mercado, encontrar un gran agente inmobiliario, encontrar un gran administrador de propiedades y luego encontrar la propiedad o propiedades correctas.