Castillo lideró el despegue de la Roja

La Hora

Miércoles 17 de octubre de 2018

Tras la última derrota ante Perú, Reinaldo Rueda tenía la presión de mostrar una mejor versión de la Selección Chilena. Y México, rival al que la Roja había goleado 7-0 en el recordado último enfrentamiento el 2016, parecía ser el rival ideal para volver a los abrazos.

Lo cierto es que en un primer tiempo con pocas ocasiones, donde destacaron Mauricio Isla y Junior Fernandes con aproximaciones al arco local, ambos elencos se fueron al descanso con el marcador en blanco y con la idea de salir a dar el primer combo en el complemento.

Por lo mismo, en la segunda mitad, Chile salió con la disposición ofensiva que caracterizó los primeros duelos de la era Rueda, con la tarea de imponer su estilo y silenciar el Estadio Corregidora de Querétaro.

Pero tal como en el primer tiempo, el partido fue de ida y vuelta. Y de la mano de Arturo Vidal, Chile lideró sus arremetidas al arco de Hugo González, aunque a esas alturas, el equipo mostraba más ganas que buen fútbol.

Así, el encuentro se trabó en el mediocampo y ambas selecciones se estancaron. Eso, hasta el minuto 67, cuando tras un centro de Eugenio Mena, que le dio mayor peso ofensivo a Chile, Ángelo Sagal cabeceó un balón que el arquero azteca salvó en la línea.

Y con el impulso de esa jugada, la Roja comenzó a vivir sus mejores momentos sobre el área rival, que incluso le significó un gol anulado a Paulo Díaz.

Y después de tanto buscar, en los 88’ fue Nicolás Castillo, que había ingresado hace 10 minutos, quien aprovechó un rebote para fusilar al meta González y anotar el único tanto con que Chile venció al “Tri”, devolviéndole la alegría al equipo de Reinaldo Rueda.

“Por todo lo que había intentado hacer goles, estoy feliz, esto me llena de confianza para lo que viene. Espero seguir así, esto me ayuda en la confianza”, señaló el goleador del partido, que volvió a anotar por la Selección Chilena.