Los tres libros que sacan de quicio a Trump

La Hora

Jueves 06 de septiembre de 2018

Frases como “una estafa”, “demente y llorona escoria” y “perdedor total”, son las que ha utilizado en Twitter el presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, para describir tres libros aparecidos en este año y que, por lo bajo, hacen añicos su imagen como persona y timonel del país más poderoso del mundo.

El primer apelativo corresponde al texto “Miedo: Trump en la Casa Blanca” (“Fear: Trump in the White House” en inglés), del afamado periodista Robert Woodward, el mismo que escribió los reportajes para The Washington Post (TWP) y que costaron la caída del presidente Richard Nixon.

El libro de Woodward será lanzado el 11 de este mes, pero fue adelantado un extracto por TWP.

Allí se cuentan episodios como el protagonizado por el ex asesor de económico Gary Cohn y el secretario de gabinete, Rob Porter, donde el primero dijo “yo puedo detener esto. Simplemente sacaré los papeles de su escritorio”, cuando Trump los tenía listos para firmar y sacar al país de tratados de comercio con Canadá, México y Corea del Sur.

Otra más pone en boca del ex abogado personal del mandatario, John Dowd, la frase “no quiero que el presidente parezca un idiota”, dicha al fiscal Robert Mueller, que indaga la Trama Rusa y que preguntaba si Trump podía declarar ante él.

Otro botón de muestra son los dichos del mismo Trump sobre el gobernante de Siria, Bashar Al Assad: “Matémoslo. Vamos allá y matemos a todos esos malditos”, pidiendo al secretario de Defensa, James Mattis, que atacara en 2017. Pero este le dijo a un asesor “no haré nada de eso”, sabiendo el conflicto que se desataría con Rusia, involucrada en el apoyo al mandatario sirio.

Y para finalizar, Woodward cita a John Kelly, secretario general de la Casa Blanca, quien ante su círculo reducido dijo sobre Trump: “Es un idiota. Es inútil tratar de convencerlo de cualquier cosa”.

Omarosa
Antes que Woodward, fue la ex asesora Omarosa Manigault, quien a inicios de agosto lanzó el libro “Desquiciado” (“Unhinged” en inglés), donde divulga conversaciones grabadas con Trump, donde él se refiere como “niggers” a los afroamericanos, desprecia a los puertorriqueños, trata despectivamente de “flips” y “goo-goos” a los filipinos.

Tras la publicación, el texto y Omarosa se ganaron los motes de “perra” y “demente y llorona escoria”, vía Twitter presidencial.

la furia
El otro libro, sobre el presidente de Estados Unidos es “Fuego y Furia: en la Casa Blanca de Trump” (“Fire and Fury: Trump inside the White House” en inglés), escrito por Michael Wolff y publicado en enero.

Sacó ronchas al señalar que el Despacho Oval es un caos, con un gentío circulando, en vez de ser un espacio privado y reservado a pocos.

Agrega que Trump actúa como su propio jefe de gabinete, de prensa, etc. Afirma que no lee y ni siquiera hojea los documentos.

Agrega que tiene una relación tensa con la comunidad de inteligencia, que Rusia “está bien”, que China es el verdadero enemigo.

Y, para terminar, Wolff escribe en su libro: “Él tiene desde hace mucho tiempo el miedo de ser envenenado. Es la razón por la que le gusta tanto comer en McDonald’s: nadie sabe que va a ir y la comida es preparada sin esa información”.