La Haya: Evo desata campaña comunicacional previo a fallo

La Hora

Viernes 21 de septiembre de 2018

A10 días de que se conozca el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en Holanda, el despliegue comunicacional del presidente boliviano, Evo Morales, llegará hasta la misma Asamblea General de la ONU, presionando una vez más por una salida soberana al mar, con el ingrediente nuevo de que se hace ad portas del dictamen.

La actividad del jefe de Estado de Bolivia está prevista para el 6 de este mes, según el canciller de La Paz, Diego Pary: “El tema marítimo será uno de los que el presidente va a abordar en su discurso”.

Si bien en los últimos años Morales ha aprovechado varias instancias internacionales para lo mismo, “el tema podría escalar hasta el mismo Consejo de Seguridad de la ONU, ante la posibilidad de tener un fallo favorable en La Haya”, dijo el académico Patricio Gajardo, de la Facultad de Derecho y Gobierno de la Universidad Central.

La idea de Morales es mostrarse al mundo y ante su propio país como alguien dispuesto a negociar post dictamen de la CIJ, “por eso es que en sus mensajes por Twitter habla de ‘una nueva era de paz’ entre ambos países”, agrega Gajardo, algo que contrasta con la dureza en sus posteos previos a las Fiestas Patrias chilenas.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno habló ayer del cambio de discurso de Morales. “El gobierno de Bolivia imprime este gran viraje en su discurso, porque sabe que La Haya no le dará lo que prometieron a su pueblo: territorio soberano chileno”, dijo el canciller Roberto Ampuero.

Según Jorge Tarud, ex embajador y ex presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, “Evo Morales no prepara una campaña para una derrota, sino que para un fallo favorable, que no implica ceder territorio, pero que sería una espina clavada en la política exterior chilena”. Agrega que el mandatario boliviano está en campaña desde hace tiempo en virtud del próximo fallo. “Estuvo con los presidentes de Rusia y China y más allá de los hidrocarburos y minería, no creo que hayan hablado sólo de fútbol, ¿no?”.