Juicio oral: Iván Nuñez detalló cómo fue estafado por Rafael Garay

La Hora

Martes 11 de septiembre de 2018

Este martes 11 de septiembre continuaron las declaraciones en el juicio oral de Rafael Garay. Esta vez fue el turno del periodista Iván Nuñez y  de su esposa, Marlén de la Fuente.

La pareja destacó que no sólo se sintieron estafados económicamente, sino que también de forma emocional, ya que mantenían una relación de amistad con el imputado.

Según lo declarado por de la Fuente, Garay se habría quedado con 76 millones que ella había “juntado desde los 15 años en el Banco Estado”. “Lo conocí en 2013 a través de mi marido. Llegó a mi casa a practicar kudo (…) Garay era conocido como panelista en medios de comunicación. Era académico, mediático, político… aparte del deporte, lo conocí como una persona honesta, caballero, honrado”.

Además, la esposa del periodista recalcó que el ingeniero sabía de la existencia del dinero, ya que ellos lo habían conversado en otra oportunidad, por lo que Garay le ofreció invertirlo y posteriormente recuperarlo en dólares y oro, aparte le aseguró que las ganancias alcanzarían un 18%.

Por su parte, y con respecto al supuesto alcoholismo de Garay,  Iván Nuñez indicó que “una persona que es alcohólico, como él ha declarado, no puede estar a las 8 de la mañana haciendo clases de artes marciales. No se condice. No hay congruencia”.

“Recuerdo dos salidas nocturnas de Garay. Una fue una cena en la que no bebió alcohol”, agregó el rostro de CHV.

Finalmente, de la Fuente explicó que “Garay hace un traje a la medida para cada una de las víctimas. Conmigo nunca fumaba, no tomaba. Proyectaba una vida solo, pobre, con mala suerte”.

La pareja intentó recuperar su dinero en 2016 y en ese mismo momento se enteraron del supuesto cáncer que padecía el ingeniero. “Lo llamé con mucho cariño, le pedí el dinero… me dio una fecha que no cumplió, primero julio, luego agosto. Aquí viene lo mas terrible: Garay abusó de la confianza, no tuvo piedad con nuestra la familia. (…) Me decía que estaba súper mal, que no podía mover los brazos ni piernas, que perdía la memoria” relató Marlén.

Con respecto a lo anterior, Nuñez dijo que “Rafael me dijo que se había tratado de suicidar, que se había inyectado insulina (…) Yo le decía que no tenía que quitarse la vida y que si está enfermedad era terminal, tenía que enfrentarlo con dignidad. Me dice ¿tú me vas a decir cómo tengo que enfrentar mi enfermedad? Me golpea y me dice te voy a decepcionar”.