Gustavo Santaolalla recordó su amistad con Jorge González

La Hora

Miércoles 12 de septiembre de 2018

El hombre más influyente en el desarrollo de la música latinoamericana se presenta esta noche en Santiago. El renombrado productor y compositor argentino Rodrigo Santaolalla, se subirá al escenario del Teatro Nescafé en el marco de su gira “Desandando el camino”, que trae de vuelta lo mejor de su carrera en su nuevo álbum “Raconto”.

“En este show me gustaría entregarle al público todo lo que he hecho a lo largo de mi carrera, algo que es casi imposible, pero los que vayan se encontrarán con varias décadas de trabajo, pasando por mis inicios, lo que hecho en las películas y el videojuego (The Last of Us), algo que yo catalogo como un viaje por mi persona”, señaló a La Hora el ganador de dos Premios Oscar a la Mejor Banda sonora con las cintas “Secreto en la Montaña “ y “Babel”.

El músico de 67 años ha estado ligado a la música desde muy pequeño, asegurando que cuando tenía 10 años su profesora de música no pudo enseñarle a tocar guitarra porque “mi oído musical era mejor que lo que ella quería enseñar”. Ese talento lo llevó a trabajar con varios artista de renombre internacional como Café Tacvba, Molotov, Julieta Venegas, Caifanes y muchos otros, pero siendo el grupo chileno Los Prisioneros uno de a los que más cariño le guarda.

“El disco ‘Corazones’ es un disco icónico de lo que es la historia alternativa de la música latina. Hasta el día de hoy, sin importar el país donde te encuentres, podemos escuchar sus éxitos y, en lo personal, es el primer disco que me entregó el crédito como productor y que yo recuerdo siempre con mucho cariño”, detalló Santaolalla, que aprovechará su paso por el país para visitar a Jorge González.

¿Cómo se dio la oportunidad de trabajar con Los Prisioneros?

– Fue a través de una gran persona, que en ese momento era el presidente de Emmy en México, y que era Julio Sáenz. Él me mostró al grupo por primera vez y me di cuenta de inmediato de que ahí había un talento superlativo, y fue también un momento clave, ya que pasó de ser una banda más punk a ser una cosa más universal.

¿Cómo fue tu relación con Jorge González?

-Mi relación con Jorge fue muy buena. Yo a Jorge lo considero un gran artista, uno de los más importantes de nuestra música. Todos lo conocemos como es él, es un tipo conflictuado, no era una persona fácil, su perfil artístico es así, pero es esa actitud la que más me atraía para trabajar juntos.

-¿Tuvieron algún problema alguna vez?

– No. Tuvimos algunas veces diferencia de opiniones en temas artísticos, buscando cosas que no podíamos encontrar, pero siempre encontré en él una súper buena predisposición. Yo conozco alguno de los conflictos que ha tenido acá pero nosotros nunca tuvimos alguna pelea.

-Lo acompañaste en su primer disco como solista…

-Sí, pasamos por momentos difíciles en la construcción de ese disco, principalmente por el momento que se vivía con su salida de la banda, pero esos momentos son los que me llevaron a conocer mejor a Jorge. Yo a él lo adoro.