Así funcionará la gratuidad para educación parvularia

La Hora

Martes 11 de septiembre de 2018

Desde el Ejecutivo ya están afinando los últimos detalles para, durante la próxima semana, ingresar el proyecto que busca mejorar la educación parvularia para los niveles medios (de 2 a 3 años de edad), en tres ejes: calidad, universalidad y gratuidad.

Según cifras del Ministerio de Educación, hoy la cobertura para menores de tres años sólo alcanza al 18%, versus el 43% de alumnos en educación superior. El proyecto busca que Chile llegue a niveles similares a los de países OCDE, donde el promedio de alumnos que se incorporan a la educación parvularia supera el 33% del total.

Al respecto, María Patricia Astaburuaga, directora de Pedagogía en Educación Parvularia y Básica de la Universidad Mayor, señaló que “desde lo neurocientífico, los primeros años de vida representan la etapa donde hay mayor moldeabilidad cognitiva, o sea, cuando más cosas se aprende”.

“Cuando el niño asiste al jardín, a la larga tiene mejor desarrollo en los niveles educativos que siguen”, agregó Astaburuaga.

Cambios

En tanto, desde el Gobierno, la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, explicó a La Hora los detalles y razones del nuevo proyecto.

Para la autoridad el principal objetivo es “otorgar una subvención regular y universal para todos los niños, no se trata de obligar a nadie, pero la idea es que las familias puedan escoger un jardín determinado y gratis”.

– ¿Hasta donde se ampliará la subvención?

– Hoy tenemos tres grandes proveedores de Educación Parvularia con recursos del Estado: JUNJI, Fundación Integra y los Vía Transferencia de Fondos (VTF), que son administrados en su mayoría por municipios, también por fundaciones, con recursos públicos. Lo que viene a hacer esta subvención, es que los VTF y los colegios puedan también a futuro contar con niveles medios.

– ¿Por qué es tan baja la cantidad de alumnos para estos cursos?

– Hoy no todas las familias los llevan a la Educación Parvularia, porque muchas veces lo ven como una guardería y ahí nosotros tenemos el gran deber, desde el Estado y desde los sostenedores, de hacerlo con calidad. Porque ahí la familia se da cuenta de que se trata de educación y no de una guardería.

– ¿El sistema de selección será similar a la “tómbola” que se aplica en los colegios?

– Partimos de la base que todas las opciones que tendrán los padres serán muy buenas. Cuando hablamos de equiparar la cancha, decimos que todos los jardines que pasarán al sistema subvencionado están respondiendo a los estándares de calidad propuestos.