Demanda marítima: los escenarios que esperan a Chile

La Hora

Jueves 13 de septiembre de 2018

Más de cinco años han transcurrido desde que el Gobierno de Bolivia solicitó, a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, instar a Chile a una negociación para obtener salida soberana al Océano Pacífico. Luego de pasar por varios alegatos, finalmente ayer se confirmó que el próximo 1 de octubre, a las 10.00 local, se dará a conocer el tan esperado fallo.

Sin embargo, aún no queda del todo claro qué escenarios deberá enfrentar nuestro país, de cara a una posible decisión favorable a Bolivia. Al respecto, analistas internacionales dieron a conocer a La Hora, su visión sobre cómo debería tomar Chile el fallo.

Para el experto Guillermo Holzmann, “efectivamente el gobierno chileno podría dialogar, pero de todas formas no existe fiscalización desde La Haya de que ello ocurra”.

“El derecho internacional no exige nada, pues es cada país quien debe tener la voluntad de cumplir con las designaciones. A estas alturas, casos como los de China, Estados Unidos y actualmente Colombia, son un ejemplo de negarse a cumplir los fallos”, indicó el experto.

Además, Holzmann descartó una crisis de confianza internacional si Chile se niega a obedecer, pues “tenemos solidez en cumplimientos de normas a nivel mundial. No se puede obligar a que nuestro país atente con la soberanía de sus tierras y se dispare a los pies”.

Holzmann fue un poco más allá y aseguró que “el gobierno de Bolivia y Evo Morales van hacer una estrategia mediática, y decir que la corte obliga o sanciona a Chile, lo que es totalmente falso. Mantener una imagen de conflicto con Chile podría significar ganancias para Morales, pues genera algún grado de unidad nacional boliviana”.

Por otra parte, Astrid Espaliat, experta de Derecho Internacional y miembro del Comité Asesor de Chile para la demanda de Bolivia en La Haya, aseguró que “negarse a dialogar con Bolivia sería inadecuado, pues ese diálogo ha existido en varias ocasiones. Es Bolivia quien pone problemas a las conversaciones”.

En el caso de que el resultado sea favorable a nuestro país, Espaliat cree que “la sentencia no va a dar respuestas detalladas a los problemas entre Bolivia y Chile. La pregunta que hay que hacerse es si él (Evo Morales) está dispuesto a avanzar en el camino del diálogo”.

Por otro lado, Issa Kort, diputado y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, llamó a la calma y aseguró que “los argumentos chilenos son de tal contundencia que nos hacen tener tranquilidad y certeza de que el fallo debiera dar la razón a Chile, sin tener que ceder un milímetro de soberanía”.