Los 10 consejos para enfrentar la temida alergia primaveral

La Hora

Martes 11 de septiembre de 2018

Como cada año, el cambio de estación aumentó considerablemente los niveles de polen en el aire. Un tema desagradable para los alérgicos, pues según expertos en inmunología, la crisis hídrica que afectó a la capital el 2018 haría que “exista una mayor cantidad de personas afectadas, con cuadros más molestos y virulentos”.

Al menos así lo señaló la doctora Nelly Baeza, directora del Centro de Salud Pública de la Universidad Central. Para la experta, “el aumento anual de los afectados se debe principalmente al factor climático, pues con el inicio de la primavera se intercalan los días soleados con otros fríos”.

“En los días soleados las personas alérgicas están expuestas al alérgeno, luego en el día nublado cesa el estímulo, pero al volver el sol el alérgeno también llega de vuelta y esta segunda respuesta es mayor que la primera”, detalló la especialista.

Por otra parte, según estadísticas de polenes.cl, sitio web que monitorea los niveles de polen en varias partes del país, la presencia de la partícula durante agosto sólo fue de 12 gramos por metro cúbico e irá aumentando durante septiembre. Sin ir más lejos, la semana pasada esa cifra llegó hasta 67 gramos por metro cúbico.

¿Qué se viene?

Pese a que algunos compatriotas ya están experimentando los molestos síntomas de la enfermedad, María Antonieta Guzmán, jefa del Servicio de Inmunología y Alergia del Hospital Clínico Universidad de Chile, aclaró que “de momento existe una alta presencia de pólenes del plátano oriental, pero se sumarán otros factores durante el próximo mes”.

Para la inmunóloga, la principal molestia surge cuando “aumentan los índices de pólenes provenientes del pasto, durante fines de octubre. En este caso, además de presentarse en gran cantidad, dura hasta el verano”, agregó.

Tratamiento

Considerado por la Organización Mundial de la Salud como la cuarta enfermedad más popular en el mundo (360 millones de afectados), la alergia tiene múltiples tratamientos. Además de los antihistamínicos, que previenen los síntomas, especialistas de diversas disciplinas sugieren otros métodos.

Por ejemplo, Guzmán, señaló que la principal innovación de la industria “llegó de la mano de la inmunoterapia, un tratamiento que consiste en vacunas de pólenes, que se aplican al paciente, y lo hacen más resistente”.

En tanto, la académica de Nutrición en la U. San Sebastián, Daniela Marabolí, explicó que no son los únicos métodos efectivos. La docente aclaró que “existen algunos alimentos que son antiinflamatorios” y que si son consumidos frecuentemente “podrían disminuir los efectos de la alergia”.

“La idea es que se consuma todos los días algún tipo de cítrico, como la naranja, limón o kiwi, además de la cebolla o acelga. Se puede hacer durante la colación, pero siempre de forma cruda, pues así estos alimentos mantienen sus propiedades desinflamatorias”, indicó.