La razón de por qué dos de los 33 mineros no recibirán indemnización

La Hora

Miércoles 29 de agosto de 2018

Tras ocho años de ocurrido el derrumbe en la Mina San José que atrapó por 69 días a un grupo de 33 mineros, la justicia falló en favor de los trabajadores demandantes otorgándoles una indemnización por 80 millones de pesos para cada uno, por razones de “prudencia y sobriedad”.

La magistrada Lidia Poza Matus estableció la responsabilidad del Estado por la falta de fiscalización en las instalaciones de la empresa Minera San Esteban Primera S.A., propietaria del yacimiento donde se produjo el accidente.

Según el fallo, la responsabilidad recae específicamente en el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) luego que evidenciando “el incumplimiento reiterado de las exigencias de seguridad en el trabajo, nada se indicara ante el no cumplimiento por la compañía minera”. Así, “la entidad más importante en materia de resguardo de estos deberes no tomó las medidas efectivas de cumplimiento de los estándares legales”.

A su vez, la Seremi de Salud de la Región de Copiapó y la Dirección del Trabajo; también se les atribuyó responsabilidad “renunciando a su tarea de coordinación y dejando entregada toda la autoridad a Sernageomín luego que nada dispusieran ante los accidentes laborales alertados por la ACHS y los propios trabajadores”.

“Mi marido se considera pagado”

Sin embargo, dos de los 33 mineros involucrados se desvincularon de seguir en la demanda y por tanto no recibirán esta indemnización. Se trata de los ex mineros Raúl Bustos y Juan Illanes.

Carmen Baeza Ulloa, esposa de Illanes, comentó a La Hora que su marido se considera “ya pagado con todo los esfuerzos que el Estado realizó para rescatarlo con vida desde el derrumbe”. El minero fue el tercero en emerger desde la tierra a bordo de la cápsula Fénix, durante la madrugada del 13 de octubre de 2010.

Según informa el Poder Judicial, “la jueza Poza Matus descartó las argumentaciones del Fisco respecto de la existencia de reparación por la serie de medidas adoptadas para rescatar a los mineros y los beneficios que se les entregaron posteriormente, al establecer la obligación de resarcir el daño moral causado a cada uno de los demandantes”.

No obstante, la esposa de Illanes comenta que “mi marido se marginó del grupo que siguió con la demanda, porque considera que todo el apoyo recibido ha sido suficiente y está conforme”.

Los 33 mineros del yacimiento San José permanecieron por 69 días en un refugio ubicado a unos 720 metros de profundidad desde el 5 de agosto al 13 de octubre de 2010. Su rescate revistió gran despliegue mediático en todo el mundo, motivando incluso el rodaje de una película protagonizada por Antonio Banderas.