Puerto Saavedra abre debate por su cambio de nombre

La Hora

Jueves 09 de agosto de 2018

Aunque está en pañales, la idea de cambiarle el nombre a la comuna de Puerto Saavedra, en la costa de la Araucanía, ya está generando polémica.

Apoyado en las cifras del último Censo, el alcalde, Juan Paillafil, señala que el 81% de los habitantes de la comuna se declara mapuche, razón de peso, según él, para “dejar de rendirle homenaje al militar Cornelio Saavedra y darle paso a un nombre que integre a toda la población”.

De acuerdo con las palabras del edil, Saavedra “no fue la persona más amigable con el pueblo mapuche en la mal llamada ‘Pacificación de la Araucanía’ y sé que hay mucha gente que no se siente cómoda con ese nombre”.

La opinión del poeta y escritor Lorenzo Ayllapán Cayuleo es casi la misma, pero más radical.

“Ese hombre (Saavedra) fue un usurpador. Los indígenas no nos merecemos vivir en una comuna que lleva el nombre de un hombre que ultrajó nuestros derechos”, comenta el “Hombre Pájaro Mapuche”.
El lonko Sergio Guaracal, entre tanto, sostiene que “este pueblo, nuestra comuna, esta tierra siempre ha sido indígena y debemos dejarle un legado a las nuevas generaciones”.

Perdices
Pero, ¿qué nombre podría representar a la comunidad mapuche-lafkenche? El alcalde señala a La Hora que una de las opciones es refundar a Saavedra como Budi o Budilafquén.
Mismo parecer tiene Elías Paillán, jefe del Departamento Intercultural de la Municipalidad de Saavedra.

“Budi viene del sonido de las perdices que abundan en este territorio, es muy nuestro, no así el nombre de Saavedra, porque afecta la memoria de nuestros antepasados”, indica Paillán.
Pero en Saavedra no todos están a favor del cambio de nombre. Incluso, en el concejo municipal hay voces encontradas sobre el tema.

La concejala Paola Ulloa (DC) recuerda que “hay temas mucho más importantes y de interés para estar pensando en cambiarle el nombre a la comuna”.

“No veo el beneficio, hay que priorizar otras materias más importantes como la salud, la educación, nuestros pescadores, los adultos mayores y las personas con discapacidad”, indica Paola.

Más allá de la polémica, el éxito del cambio de nombre está lejos de ser una realidad, ya que el municipio recién está conociendo la opinión de dirigentes, lonkos, machis y habitantes del área urbana que no son mapuche.

“Luego de eso habría que hacer una consulta ciudadana, quizás el próximo año, y posteriormente comenzar los trámites para cambiar el nombre de la comuna”, recalca el alcalde Paillafil.