Con estos cinco consejos mantiene tu corazón sano

La Hora

Viernes 24 de agosto de 2018

Distintos expertos coinciden en una serie de recomendaciones para evitar los problemas al corazón. La clave es la alimentación sana y darle importancia al estrés. Se puede cumplir con todo relajadamente. A continuación las claves que no pueden estar ausentes.

  • Dormir bien: Un descanso nocturno, con un mínimo de seis horas, es ideal para mantener la salud cardiovascular. E incluso la European Journal of Preventive cardiology publicó un estudio que señala que con siete horas de sueño se reduce en un 65% el riesgo de sufrir un infarto.

 

  •  Alimentación sana: La dieta mediterránea -rica en frutas, pescados, carnes magras, legumbres y aceite de oliva- disminuye el riesgo cardiovascular. De hecho, la obesidad y el sobrepeso está presente en el 75% de los paros cardiorrespiratorios.

 

  •  No al estrés: La ansiedad y el estrés es clave en el aumento del riesgo para el buen funcionamiento de la bomba vital, ya que es muy importante a la hora de la hipertensión arterial. Para bajar la tensión hay ejercicios de yoga de por medio, fármacos naturales y aromaterapias. Evite los medicamentos químicos.

 

  • Colesterol: El colesterol malo es sinónimo de posibles infartos. Por eso se hace necesario evitar abuso de grasas saturadas, que están presentes en lácteos enteros, embutidos, etc. El Omega 3 -presente en los pescados- es eficaz contra la hipercolesterolemia.

 

  •  No fumes: El tabaquismo causa diversos daños al organismo, entre ellos el deterioro de las arterias. Según el Aragón Workers’s Health Study, el 70 % de los fumadores sufre alteraciones en los vasos sanguíneos. Además, dice la Fundación Española del Corazón, fumar reduce la concentración de oxígeno en sangre, hace que esta sea más espesa, aumenta la frecuencia cardiaca y la tensión, y afecta a los pulmones y la vejiga.

 

Primera causa de muerte en Chile

Pese a los esfuerzos y a las políticas de salud puestas en marcha para contrarrestar su impacto en la comunidad, las enfermedades cardio y cerebrovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en nuestro país, cobrando la vida de más de 27 mil personas al año.
Lo anterior quedó de manifiesto con las preocupantes cifras que entregó la Encuesta Nacional de Salud en 2016-2017, en la que se demostró que el 25% de la población chilena tiene riesgo cardiovascular alto, mientras que patologías como hipertensión, diabetes, sedentarismo y obesidad siguen siendo las enfermedades más prevalentes entre la población.
Estas deficiencias demostradas ante un problema de salud nacional tan importante, encienden las alarmas respecto de la necesidad de imponer mecanismos de prevención eficientes que logren revertir estos altos índices.
La OMS asegura que el 80% de las muertes prematuras por estas enfermedades cardiovasculares, podrían evitarse con un simple tratamiento que incluye una dieta saludable, rica en frutas y verduras, disminuyendo las grasas saturadas, el sodio y el consumo de alcohol, abandonar el hábito de fumar, y realizar actividad física constante. Estas mejoras en los hábitos de vida podrían disminuir enormemente la posibilidad de sufrir problemas cardíacos.