Los efectos de la nube tóxica que deja incendio en Maipú

La Hora

Viernes 31 de agosto de 2018

Un incendio de grandes proporciones se produjo en el sector de Rinconada de Maipú durante la jornada de ayer, y esta vez el siniestro contó con un componente muy complejo, ya que los productos que ardieron fueron más de 3 mil neumáticos acopiados en un predio.

Producto de esta grave situación, las autoridades determinaron la evacuación de los colegios cercanos y de más de veinte casas en un radio de 500 metros.

La urgencia del traslado se debió, en palabras de la Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar, a que “el humo es altamente tóxico”.

Rubilar advirtió, que aunque se extinga el fuego, “los vecinos deben adoptar medidas de seguridad, como el cierre ventanas y el uso de pañuelos húmedos en las vías respiratorias, y mascarillas”.

Problemas de salud

Al respecto, el ex seremi de Medio Ambiente y director de la facultad de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la USS, José Miguel Arriaza, conversó con La Hora y calificó de “preocupante para la salud pública la situación”.

“Las nubes tóxicas de esta magnitud tienen componentes mortales para el ser humano, como por ejemplo: monóxido de carbono, dióxido de azufre y carbono”, señaló el especialista.

“El fenómeno es un problema sanitario y ambiental importante”, aseguró.

Al ser consultado por cómo deben actuar las autoridades pertinentes ante la situación, José Miguel Arriaza, comentó que existen dos caminos para controlar la emergencia.

“El primero es la rápida extinción del fuego, pese a lo complicado que resulta, por cada hora que pasó con las llamas al rojo aumentaron aún más los riesgos a la salud”, indicó.

“Lo segundo, deben tener cuidado con las cenizas que quedarán por todas partes, pues se van a volar con el viento y los daños pueden extenderse aún más allá de lo pensado”, agregó.

Finalmente, Arriaza habló sobre los efectos a corto y largo plazo para la ciudadanía. “Lo primero es un efecto agudo, que provoca picor en los ojos y la piel. Eso sí, si las personas son expuestas por un largo periodo a los contaminantes podría derivar incluso en algún tipo de cáncer”, concluyó.