Ronnie Radonich: Tan croata como inglés

Cristian González Farfán

Martes 10 de julio de 2018

“Ojalá cualquiera de los dos fuera campeón del mundo”, dice el ex técnico de la Roja femenina.

Cuando Ronnie Radonich se siente este miércoles frente al televisor a las 14 horas para ver la segunda semifinal de Rusia 2018, tendrá el corazón dividido.

El actual encargado del fútbol femenino de Universidad Católica tiene padre croata y madre inglesa, pero eso no es un dilema para él.

“Me gustaría que cualquiera de los dos fuera campeón del mundo. Ya tengo un finalista al menos, pero hay que reconocer que Francia es un gran equipo”, dice Radonich, ex técnico de la selección chilena femenina.

Nacido en Tierra del Fuego, Radonich es descendiente de las grandes familias croatas que se asentaron en Magallanes a principios del siglo XX. Jugó fútbol amateur en el Club Croata de Punta Arenas y, cuando viajó a Santiago a estudiar Educación Física, se enroló en el entonces Estadio Yugoslavo (actual Estadio Croata) como basquetbolista.

“Ojalá gane el que haga más méritos, a mí me gusta el buen fútbol. Creo, igual, que Croacia ha hecho hartos méritos, salvo con Dinamarca. Ahí no me pareció una exhibición sólida”, revela Radonich, campeón como jugador en la UC en 1984.

Para el entrenador, Croacia siempre destacó dentro de la ex Yugoslavia por tener jugadores más técnicos. “Es por la metodología que se usaba en esos años. Los técnicos croatas siempre fueron bien considerados. Croacia siempre ha sido un equipo con buen trato de balón. Yo, de hecho, me atrevo a decir que esta selección actual es más técnica que la que llegó a semifinales en Francia 1998”, cuenta.

“Lo que mostró Yugoslavia en el Mundial Juvenil de 1987 fue increíble. Después vino la independencia y solo cambiaron de camiseta. Para mí políticamente no fue traumático. Siempre nos sentimos yugoslavos. Allá en Punta Arenas no fue tan severo, por la lejanía. Imagino que allá tiene que haber sido duro”, expresa Radonich.