Reducen velocidad urbana para bajar muertes en las vías: en 30 días sería de 50 Km/h

María Eugenia Durán

Jueves 05 de julio de 2018

Congreso aprobó ayer disminución de 60 a 50 Kilómetros por hora. Velocidad imprudente causó en 2017 un 28% de los fallecimientos en accidentes de tránsito.

En 2002 los legisladores chilenos aprobaron el aumento de la velocidad máxima en zonas urbanas, pese a que el mundo iba en otra dirección, según los expertos. Dieciséis años después la Cámara de Diputados dio marcha atrás en esta medida y ayer volvió a bajar la velocidad desde los 60 kilómetros por hora actuales hasta los 50 km/h.

Con esto, Chile dejó de ser el único país de la OCDE en tener una velocidad máxima urbana mayor a los 50 kilómetros por hora y se espera que esta medida también ayude a disminuir las negras cifras de accidentabilidad y mortalidad en las vías del país.

La reducción de la velocidad máxima urbana -que ya había sido aprobada por el Senado en marzo- recibió ayer 114 votos a favor, 8 en contra y 25 abstenciones de los diputados. Así la norma quedó lista para su promulgación y como es de aplicación inmediata, podría entrar en vigencia en 30 o 60 días más.

La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, fue una de las primeras en festejar la decisión. “Es un paso importante que permitirá disminuir los accidentes de tránsito y concientizar a las personas de que la velocidad es un factor riesgoso en la conducción”, señaló la secretaria de Estado.

Alberto Escobar, gerente de Movilidad de Automóvil Club de Chile y experto en seguridad vial, estimó que “por primera vez, nos estamos haciendo cargo de la principal causa de mortalidad de nuestras calles y carreteras, incluso por sobre el consumo de alcohol”.

Según cifras del ministerio, durante la última década, la “velocidad imprudente y pérdida de control del vehículo” fue la primera causa de muerte en siniestros de tránsito con 4.454 fallecidos en total. Sólo en 2017, el 28% de las víctimas fatales se debió a velocidad imprudente (419 fallecidos).

Por esto, las autoridades de Transportes destacaban ayer que esta reducción de 10 kilómetros por hora podría significar la disminución de alrededor del 25% de las muertes en accidentes viales.

velocidad

Nuevos desafíos

Pero esta reducción de velocidad debió transitar un largo camino hasta su aprobación. Mientras se discutía la Ley de Convivencia Vial -aprobada en marzo-, varios legisladores rechazaron el artículo que disminuía la velocidad máxima urbana. Finalmente, y tras la presentación de una moción parlamentaria, volvió a ser discutida.

Por esto ayer, tras su aprobación definitiva, Hutt se mostró satisfecha aunque estimó necesario que esta medida “vaya acompañada con una fiscalización adecuada y con campañas de prevención que se realicen de forma constante”.

En esa misma línea, el diputado PPD, Tucapel Jiménez, apuntó que “cuando tú bajas de 60 a 50 kilómetros por hora disminuyes en un 50% la accidentabilidad, pero esto tiene que ir acompañado de otras medidas, y ése es el desafío que tenemos”.

Según el parlamentario, se debe, por un lado, “profesionalizar nuestra licencia de conducir” y, por otro, “darles a los ciclistas mayores garantías para que se use las bicicletas”.

ciclovias

Convivencia vial

Para la ministra Hutt, esta modificación a la Ley de Tránsito viene a corregir una inconsistencia presentada en la tramitación de la Ley de Convivencia Vial (que entra en vigencia en noviembre) que incorporó, entre otras disposiciones, la obligación de los ciclistas mayores de 14 años a usar la calzada y no la vereda.

Para la directora de Bicicultura y presidenta del Consejo de la Sociedad Civil (Cosoc) del MTT, Amarilis Horta, esta norma era la pieza que faltaba para comenzar realmente a aplicar la nueva ley.

“Estamos entusiasmados con este resultado porque este ha sido un proceso muy peleado, de mucho tiempo, para impulsar esta medida que nos parece básica para que pueda haber una convivencia entre pesos diferentes en las vías”, explicó Horta, para quien es un triunfo de la ciudadanía.

“Para quienes conducimos vehículos vulnerables la prevención es lo importante, no el tratar de que el golpe dañe menos, sino que evitar cualquier roce porque, de otra manera, la vida está en juego”, dijo la dirigenta social sobre esta nueva norma de velocidad se aplicará a motos y a vehículos de menos de 3.860 kilos de peso bruto.