A Nicolás Jarry se le complica el panorama en la ATP

En el papel asomaba como un rival accesible, considerando la diferencia de ránking que existía entre ambos. Pero nada de eso pasó, ya que Nicolás Jarry (69°) cayó abultadamente ante el eslovaco Martin Klizan (127°) y quedó eliminado en primera ronda en el ATP de Umag (Croacia).

Y si el espigado número uno chileno había partido con el pie derecho la temporada 2018, poco a poco ha complicado sus números en el circuito, que lo han hecho alejarse del número 59, su mejor ubicación en el escalafón mundial.

Pese a eso había optimismo. En la última pasada, el nieto de Jaime Fillol había remontado sus actuaciones tras alcanzar la segunda ronda de Wimbledon, donde cayó en cinco sets ante Mackensie McDonals, número 80 del ATP.

Pero ayer, el chileno nuevamente tropezó ante un rival con menor ubicación en el ránking: Klizan, número 127 del mundo y proveniente de las clasificaciones, arrasó con el “Príncipe”, que simplemente no le encontró la vuelta al partido y en apenas 52 minutos dijo adiós rápidamente al certamen de tierra batida en Croacia, tras caer por 6-0 y 6-2..

Además, el chileno venía de quedar eliminado en dobles en el torneo, cuando cayó junto al argentino Máximo González, coronando un mal pasar por el certamen de polvo de ladrillo.

Ahora, el “Nico” tendrá otra oportunidad de mejorar sus números cuando dispute el ATP 500 de Hamburgo, también en arcilla, donde es el alternante 1, lo que lo tiene con la primera opción de entrar al cuadro principal en caso de que algún preclasificado se baje del torneo.

Y la presión será doble, ya que en la segunda parte del año el chileno defiende puntos importantes que consiguió el año pasado, donde se quedó con los challengers de Quito y Santiago, en lo que fue el inicio del despegue que lo tiene hoy entre el grupo de avanzada, pero en un momento donde no ha logrado revivir las buenas actuaciones del primer semestre de 2018.