Michael Douglas detalla su retorno como mentor de Ant Man

Felipe Morales

Martes 03 de julio de 2018

El veterano actor habla de las películas de superhéroes y su nueva mirada a la industria hollywoodense.

En 2015 Michael Douglas se sumó a la moda. Al igual que legendarios actores que se dejaron seducir por el mundo de los superhéroes, el protagonista de Atracción fatal se convirtió en Henry Pym, un físico capaz de reducir el tamaño de cualquier persona. Las amenazas del mundo lo llevaron a buscar un aprendiz (Paul Rudd), quien pasó de ser un ladrón de poca monta a salvar el mundo en la piel del hombre hormiga.

Mañana, ambos regresan a la gran pantalla con la secuela de Ant-Man y con la difícil tarea de superar los US$519 millones recaudados por la primera entrega.

“Lo mejor de hacer una segunda parte es la oportunidad de trabajar con gente con la que ya has estado, hay una cierta familiaridad. No supone llegar como desconocidos y tener que ir tanteándonos unos a otros (…) También logras definir mejor a tu personaje. Yo vengo a ser el hombre recto en todo esto. Hank Pym es el tipo que le da un fundamento a la historia; mantiene un cierto grado de realidad y credibilidad. Ahora me siento cómodo en ese papel, en el cual quizás no estaba tan cómodo al principio”, explicó.

151

-¿Qué se siente ser parte del universo Marvel?
-Es genial. Tengo una nueva generación de fans de menos de 15 años que antes no pudieron ver mis películas porque son todas para mayores de 17. Es halagador -luego de llevar cinco décadas haciendo esto- ver a este nuevo grupo de seguidores. Y además tiene un componente divertido. A lo largo de toda mi carrera he realizado películas contemporáneas: comedias, dramas, etcétera. Así que meterme en este otro mundo, el reino cuántico, donde todo es posible… es un viaje.

-¿Qué motivó tu regreso a la saga?
-Poder entrar y salir de un proyecto como éste es una parte genial de mi legado. Durante casi toda mi carrera, siempre he debido llevar las riendas de la película. Y estaba en cada una de las escenas. Ahora puedo dejar eso en manos de Paul y Evangeline Lilly (quien da vida a su hija y a La Avispa, compañera de El hombre hormiga).

-¿Qué pueden esperar los espectadores de esta película?
-Quizás tiene un poquito más de humor que algunas de las otras películas de Marvel. Y, por supuesto, toda esta idea de poder encogerse trae consigo innumerables posibilidades. Con su infinita sabiduría, Marvel ha hallado numerosas formas de jugar con eso. La película presenta algunas secuencias de acción sensacionales y momentos muy divertidos. Incluso creo que intentará sacar una que otra lágrima aquí o allá.

-¿Cómo recibiste la noticia de que Michelle Pfeiffer sería tu esposa en la cinta?
-Para mí fue sencillamente fabuloso. En la primera Ant-Man, hay un flashback de cuando era 30 años más joven. Es realmente genial. Sería maravilloso ahora poder interpretar con Michelle Pfeiffer como nos veíamos 30 años atrás. ¿A quién no le gustaría eso?