El hongo saludable

Consuelo Goeppinger

Jueves 05 de julio de 2018

Mi abuela, hace muchos años, tenía un frasco lleno de un líquido viscoso de color rojizo, que tenía algo blanco flotando -y que no se veía muy apetecible, por cierto-. Le llamaba “hongo del té” y, según ella, era una bebida para la suerte que debía tomar todos los días. Por años la vi bebiendo su tecito y, por supuesto, regalándole a quien quisiera sus “hijos”, para que también pudieran tener el hongo en casa.

Lo que probablemente mi abuela no sabía era que, lo que tomaba sagradamente todos los días pensando en la prosperidad, era lo que hoy se conoce como kombucha, una bebida de moda entre celebridades, amantes de lo saludable y hipsters de turno. ¿La razón? Además de rico sabor, es un producto muy beneficioso para la salud.

Se trata de una bebida probiótica que, al igual que el vino, la cerveza o el chucrut, es fermentada; es decir, se produce gracias a la acción de un grupo de bacterias y levaduras. Consumida en China hace más de dos mil años, generalmente se elabora con té, agua y azúcar; líquido que fermenta durante al menos 20 días gracias a la acción del hongo kombucha -también conocido como scoby-, transformando no solo sus cualidades, sino también su sabor a uno ligeramente más ácido y con un toque de efervescente. Es, en el fondo, una bebida viva.

¿Beneficios? Muchos: es antioxidante, ayuda al metabolismo, mejora el sistema inmunológico, desintoxica el sistema digestivo y aumenta la flora intestinal; además de ser muy útil en el tratamiento de enfermedades como artritis.

En Chile son varios los que se han dedicado a vender este producto, como Ghali Kombucha y Kombuchachile; pero mis favoritas son las que elabora Kombuchacha, con agua del sur, azúcar de caña orgánica y hierbas sureñas. Con tres variedades disponibles 100% naturales, la mejor es la de cedrón: refrescante y con agradables notas a este botánico y jengibre. Puede ser consumida por toda la familia y, si uno se pone creativo, se puede utilizar incluso en coctelería. A la venta en tiendas Fork o en www.kombuchacha.cl.