Claudio Palma: "Me queda un Mundial más como relator"

Ignacio Tobar

Martes 10 de julio de 2018

El locutor celebra el triunfo de audiencia mundialera del 13 y anticipa su futuro: “Quiero volver a relatar el fútbol chileno”.

“Dame un segundo”, pide Claudio Palma y enciende un cigarrillo. “El vicio”, se justifica el locutor que un par de horas después de este llamado telefónico gritará, con esa misma garganta fumadora, el gol del defensa Samuel Umtiti que este martes puso a Francia en la final de Rusia 2018.

Es época mundialera para el relator que salió de Puente Alto. Pero un Mundial distinto: no está Chile y lo ha relatado desde acá, frente a un monitor. Pero en la suma y resta algo tiene contento al “Negro”, el rating. Según cifras de Canal 13 el promedio de audiencia de todos los partidos -28 emisiones- hasta el 9 de julio favorece a la estación de Luksic con 13.1 unidades. Mega suma 10.2 puntos y TVN queda en tercer lugar con 7.6 unidades. “En los dos primeros partidos perdimos por décimas. En los horarios de este Mundial Mega es muy fuerte. Además es difícil marcar alto rating con el fútbol en un horario que se supone que el control lo tiene la dueña de casa. Por eso que llevar a Canal 13 a peak de 22 puntos me parece un gran triunfo”, precisa Palma.

Y añade con el pecho inflado: “Hubo un fin de semana que doblamos a los dos canales”.

Este 2018 no es sólo Mundial para Palma. El creador de frases futboleras como “se metió en un bosque de piernas”, “san bombazo” o “la dictadura de los espacios”, termina contrato con Canal 13 a fin de año y ya piensa en lo que vendrá. “Creo que es un término de ciclo con Canal 13 muy grato. Más allá del fútbol nos pasó que ya no están muchos con los que trabajábamos en el área deportiva. El Canal externalizó todo y hemos trabajado con mucha gente que no conocemos. Pero Rusia 2018 ha sido muy grato. Lo hemos hecho bien. Yo termino contrato en diciembre con Canal 13”.

– Es raro transmitir un Mundial sin Chile, sobre todo para ti que te convertiste en el relator de la generación dorada
– Primero, como hincha fue una pena. Cuando empezaron los resultados sorpresivos empezó también la rabia y la bronca. Porque todos pensamos que debió haber estado Chile y que al menos iba a llegar a cuartos de final. Pero lo segundo es que Rusia me sirvió para mostrar que no sólo soy la voz de Chile.

– ¿Cuál fue la selección más complicada de pronunciar en Rusia 2018?
– Los que menos me cuestan son los asiáticos. Aunque tampoco me quedo sin cerebro por una pronunciación que no está en el oído futbolero. Lo importante es no pifiar. Pero te equivocas igual y te matan en Twitter. Me pasó en el gol de Rojo de Argentina, que me condorié y se lo di a otro. Pero soy el primero en reconocerlo. El trabajo de un locutor es como el del árbitro: entras y sabes que te vas a equivocar.

– Es muy fome relatar viendo el partido en un estudio, lejos del fervor del estadio
– Se pierde un poco. Yo pido que me suban el audio ambiente para no sentir que estoy transmitiendo desde una clínica.

– Dado el contexto hay que cuidarse también en los comentarios sobre las mujeres que aparecen en las tribunas
– Claramente. Antes de decir algo nos miramos. Quizás no era terrible cuando estaban los ranking de los guapetones, por ejemplo. Por otra parte ni se me ocurrió, por ejemplo, decir que la presidenta de Croacia era guapa, porque la redes sociales son canibalescas.

– ¿Cuántos mundiales más te proyectas como relator?
– Uno más. Me queda un Mundial más, no me proyecto más. Quizás me pise la cola, pero yo no soñé con llegar a la tele, yo quería relatar. Y de la radio salté a la pantalla y ahora me gusta más relatar en televisión. Siento que ahora tengo un estilo, lo pulí, lo encontré. Pero con un Mundial más estoy listo.

– No te ves relatando a los 73 años como Pedro Carcuro
– En lo absoluto me proyecto, quizás me pise la cola, pero hoy no me veo a los 70 años en la tele.

– Marco Antonio Cumsille aterrizó como cabeza del área deportiva en Chilevisión, ¿te gustaría ser parte de ese equipo rumbo a Qatar 2022?
– Por el momento estoy hasta diciembre en el 13. Es jodido terminar antes los contratos, pero una vez terminado si se da me gustaría, por qué no. Además que CHV tiene a la Selección y se quedó con el CDF y tengo ganas de volver a relatar el fútbol chileno. Ya no quiero ver los clásicos por la tele.