Proponen bautizar astros con nombres de víctimas de la dictadura

La Hora

Martes 26 de junio de 2018

“Constelación de los Caídos” es el nombre de la iniciativa impulsada por Amnistía Internacional.

Por José Amigo Arias

Tras el golpe militar de 1973, Augusto Pinochet pidió “acelerar los procesos y uniformar criterios en la administración de la justicia” para los detenidos. En realidad, este fue un eufemismo que dio pie a un oscuro capítulo de la historia chilena que hoy se conoce como la Caravana de la Muerte, que terminó con el asesinato y la desaparición de 97 presos políticos.

Calama fue una de las paradas de la comitiva encabezada por Sergio Arellano Stark. En esa ciudad, 26 fueron las víctimas que reconocen los informes de Derechos Humanos y que en la actualidad vuelven a la palestra por una iniciativa que busca darle el nombre de los fallecidos a algunas estrellas.

“La campaña ‘Constelación de los Caídos’, que se hace en conjunto con Amnistía Internacional Chile, nace con motivo de los 45 años del golpe y tiene como trasfondo una simbología importante, porque justamente el lugar donde ocurrieron las ejecuciones es la zona más hermosa para ver las estrellas. Ese cielo fue testigo de esas atrocidades”, dijo a La Hora, Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, quien asegura que este proyecto no está enfocado únicamente en los familiares, “sino en una noción de país, pues esto dañó a una sociedad entera”.

Una mirada parecida tiene Belén Saavedra, presidenta de Amnistía Internacional Chile, quien cree que “generalmente, se asocian estas campañas con sólo un sector de la sociedad, cuando en realidad la sociedad la formamos todos y la memoria es importante en esta formación”.

“Lo que queremos es lograr la mayor cantidad de firmas posibles. Llevamos 3.500 y queremos llegar a diez mil antes del 26 de julio, para que el 20 y 21 de agosto podamos presentarlas a la Unión Astronómica Internacional, en su sesión de asamblea general”, contó Saavedra, quien precisó respecto a las estrellas, que “se trata de algunas que sólo son llamadas por letras y números, no por nombres conocidos”.