¿Por qué Michael Jackson no pudo ser Peter Pan ni Spiderman?

Felipe Morales

Martes 26 de junio de 2018

La anticarrera del cantante en la pantalla grande.

Aunque participó en musicales, cortometrajes y documentales, el Rey del Pop se quedó con las ganas de actuar en un mega filme antes de su muerte. Una seguidilla de problemas contractuales y casting fallidos frenaron uno de sus mayores anhelos.

Su propia fábrica de chocolates

Willy Wonka fue otro de los roles favoritos de Jackson. Se rumorea que comenzó a componer la banda sonora de la película para participar en ella, pero Hollywood nuevamente le cerró las puertas. Tim Burton, quien alguna vez lo quiso para protagonizar una cinta biográfica de Charles Chaplin, optó por Johnny Depp para su versión de La fábrica de los chocolates.

Con ganas de salvar al mundo

Tanto fue su interés por usar la máscara de Spiderman, que a fines de los 90 Michael Jackson habría intentado comprar Marvel Studios. En ese entonces, nadie imaginaba el furor que tendrían las películas de superhéroes. Las negociaciones no prosperaron y Spiderman quedó en 2002 en manos de Tobey Maguire. Además audicionó para dar vida al profesor Charles Xavier en X Men.

jackson_jar_jar_binks

Amigo del pequeño Darth Vader

Por extraño que parezca, Jackson luchó por interpretar a Jar Jar Binks en Star wars: la amenaza fantasma. Y no quería que fuera creado digitalmente, sino con maquillaje y prótesis. George Lucas desestimó la idea. Ahmed Best, el actor que se quedó con el papel, aseguró que el director desechó a Jackson porque le quitaría seriedad al filme.

Niño eterno

Peter Pan fue uno de los objetivos que persiguió por décadas. Luego de que se anunciara que Steven Spielberg preparaba una versión del clásico, la voz de Thriller comenzó a escribir un guión junto con Caroline Thompson (El joven manos de tijera). Pero el guión se modificó en último momento, lo que alejó a Jackson de la propuesta. Entonces se fichó a Robin Williams para protagonizar Hook.

c7bb681f792f2c5eb14a0a258dca16002a47b08d_hq

El fallido Doctor Who

En 1988, Paramount Pictures quiso desarrollar la versión cinematográfica de la serie Doctor Who con Michael Jackson a la cabeza. Y aunque el cantante mostró interés, declinó la oferta para preparar Moonwalker, un filme que repasaba parte de sus giras, mezclando archivos y ciencia ficción.

Un fantasma enamorado

Otro de los personajes que encandiló a Jackson fue El Fantasma de la Ópera. Su interés lo llevó a hablar directamente con el productor Andrew Lloyd Webber para adaptar el musical. Steven Spielberg sonaba como director. Pero finalmente Warner se quedó con los derechos y ni se acordó de Michael.