La pelota obliga: ¿Por qué ver el Mundial de Rusia 2018?

La Hora

Jueves 14 de junio de 2018

Si la eliminación de Chile dolió tanto fue porque la comunidad futbolera sabía que, de todos modos, ocho meses después estaría frente a una pantalla. El menú es imperdible por el morbo de Argentina y España, la expectación por Brasil y las despedidas de ilustres.

El último tren para los veteranos

35

Los estadios rusos bien pueden ser el último escenario de un Mundial para varias estrellas del balompié, que, por edad, al menos se permite dudar de que lleguen en el peak de su rendimiento a Qatar 2022.

Cristiano Ronaldo es uno de ellos. La Copa del Mundo lo pilla con 33 años y, de no concretar una actuación descollante con Portugal, podría ser su última chance de brillar en una Copa del Mundo.
Lo mismo ocurre con Andrés Iniesta, aunque su caso es aún más claro: a sus 34 años decidió dejar el Barcelona e irse a jugar a la liga japonesa porque, dice, su ritmo futbolístico va en declive.

Otros que están al filo son los argentinos Javier Mascherano (34 años), Sergio Agüero (30) y el uruguayo Luis Suárez (31 ).

¿Messi saldará su deuda?

31

Antes de los treinta años Pelé tenía tres títulos planetarios y Diego Maradona sumaba su consagración en México 1986, además de su épica presentación cuatro años más tarde.
Con tres décadas ya cumplidas, Lionel Messi buscará la inmortalidad con mucho viento en contra. Alemania, España y Brasil son mejores equipos que Argentina, sin considerar que los escuderos que tuvo en Brasil 2014 han bajado su rendimiento producto del paso de los años. Es el caso de Javier Mascherano, Lucas Biglia y Ángel Di María.

Por eso, el éxito de la Pulga dependerá de la pizarra de Sampaoli y de un paso al frente de los jóvenes que componen la Albiceleste: Giovani Lo Celso, Cristian Pavón, Maxi Meza y Paulo Dybala.

El Hierro incandescente de España

32

Como Raúl González y Julen Guerrero, Fernando Hierro fue pilar de una selección española que desplegó buen juego sin obtener resultados en las grandes citas.
El ex compañero de Iván Zamorano hoy atesora una opción de levantar el cetro mundial como entrenador. Pese a la escandalosa salida de Julen Lopetegui, España tiene talento individual y un sello que se distingue a kilómetros.

“Los chavales están ilusionados. Quieren este reto. Es un desafío para todos. Tenemos que cambiar el chip. No tenemos tiempo para lamentar. El objetivo es pelear por el Mundial. Tenemos que ser maduros y demostrarlo mucho” sostuvo el Mariscal, quien disputó 89 partidos como futbolista en “la otra Roja”.

Brasil espera consagrar a Neymar y mira de reojo su revancha

33

A ritmo galopante, Brasil llega a Rusia como uno de los favoritos para levantar la copa en el Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú. Dominó las clasificatorias sudamericanas por 10 puntos, eliminando a Chile de por medio y llega entonado en los últimos amistosos de 2018: ganó los cuatro compromisos de este año, sin recibir goles y anotando nueve dianas.

Punto aparte es la posibilidad latente de vengar el 7 -1 que recibió como anfitrión del último Mundial en semifinales ante Alemania. De hecho, si sortean sus grupos como primeros, sólo se cruzarían en una hipotética final. Además, Neymar, que estuvo dos meses sin jugar por lesión, fue el más sonriente al llegar a la concentración en Sochi y advirtió: “El trauma ya acabó. Recuperé la confianza”.

¿Cuál será la estrella joven?

34

¿Qué sería de la Copa del Mundo sin el factor sorpresa? Desde el hito de Pelé en Suecia 1958 hasta Thierry Henry cuarenta años después, pasando por Claudio Caniggia en Italia 1990, el Mundial ha supuesto un escaparate para la aparición de estrellas.

En esta ocasión ese lugar se lo disputan varias piezas, aunque ninguna selección goza de tantos candidatos como Francia. En el plantel de Didier Deschamps figuran Ousmane Dembélé y Kylian Mbappé, dos nombres que hace unos meses reventaron el mercado de pases.
Otros nombres para anotar son Gabriel Jesús de Brasil, Dele Alli de Inglaterra y Timo Werner de Alemania. ¿Outsiders? Lucas Torreira de Uruguay, Sergej Milinkovic-Savic de Serbia y Hakim Ziyech de Marruecos.